Diciembre es un mes en el que tendréis pocas oportunidades de disfrutar de Cortos con Ñ, por lo que este 20 de diciembre a las 20:00h despediremos el 2011 por todo lo alto en La escalera de Jacob, estrenando en Madrid nada menos que cuatro cortometrajes en esa sesión de cortometrajes. Además, proyectamos dos cortometrajes muy recientes y muy interesantes que os agradarán a todos.

-“3′ 30” Dkdencia”, de Daniel Diosdado (Historia y coreografía Vanessa Calderón).
Con Vanessa Calderón.

Le damos mucha importancia al hecho de que alguien nos mire.

Estrenamos en Cortos con Ñ esta pieza audiovisual en la cual Vanessa Calderón, su guionista, coreógrafa y protagonista, nos propone ser partícipes de una crítica a la hipocresía, a todo aquello que nos frena y que nos hace cometer errores porque estamos pendientes de lo que piensen las personas que nos observan.

El guión es contundente y nos transmite muy bien todo lo que pretendía contarnos su escritora. Siguiendo con la parte técnica, hay que decir que este cortometraje cuenta con una dirección de fotografía estupenda que le saca todo el partido a la ambientación o a la coreografía realizada por Vanessa Calderón.

En cuanto al trabajo de la actriz / bailarina, mucho se puede contar para bien. Cada uno de sus gestos y movimientos están muy estudiados, pero desborda tanta naturalidad y nos transmite tan bien las emociones del personaje que interpreta, que su actuación es muy creíble y traspasa la pantalla.

Es “3’30” Dkdencia“, en definitiva, un cortometraje muy a tener en cuenta y que os interesará a todos.

-“Vida parada”, de Vier Castellanos.
Con Amanda Guadamillas, Jesús Monroy, José María Alfaya, Jorge Martínez, Emna M. Quintro Niño, Virginia Fernández y Alejandro Figueroa.

Marta es una mujer en paro. Se siente sola e inútil. No sabe qué hacer con su vida. Siguiendo a un viandante encuentra la solución…

Con un envoltorio de tragicomedia costumbrista de corte clásico que tan bien se nos da hacer a los españoles, Vier Castellanos nos regala a todos los espectadores una deliciosa historia sobre gente, tan normal y corriente como la mayoría de nosotros, que descubre cómo una decisión impulsiva podría cambiar su vida para bien. El guión es brillante, está repleto de una gran carga de crítica hacia muchas cosas que no funcionan en nuestra sociedad; pero también es un guión escrito con un tono tan amable y los personajes que protagonizan el corto son tan humanos que no podemos si no sentir una enorme simpatía por ellos y por lo que hacen.

La narración funciona muy bien y el realizador sabe muy bien cómo tocar cada tecla para conectar con los espectadores. “Vidas paradas“, además de resultar un buen vehículo de crítica social, entretiene tanto por cómo está contada la historia como por el estupendo trabajo realizado por Amanda Guadamillas y Jesús Monroy, dos actores como la copa de un pino que brillan en cada cortometraje en el que participan. Y aquí, lo que nos ofrecen a los espectadores es una actuación tan real como la vida misma. Le dan a cada personaje todos los matices que necesitan y les imprimen tal dosis de ternura que, como suele decirse, sus creaciones traspasan la pantalla.

Éste es un cortometraje redondo en todos sus sentidos y para nosotros es un honor que nos hayan elegido para realizar su estreno oficial.

-“Y Dios en la de todos…”, de Aránzazu Ferrero.
Con Teresa Hernández, Pile Brasa y Lucía Navarro.

En el portal de una finca ha tenido lugar un suceso del que todas están hablando…

La joven realizadora Aránzazu Ferrero firma un sencillo y muy divertido retrato sobre cómo funciona eso de las comunidades de vecinos, el cotilleo, el hablar y qué pasa entre las vecinas cuando tienen que hablar de algo especial que ha pasado en la finca.

El corto mezcla con mucho acierto el costumbrismo con el humor negro y los diálogos derrochan mala uva concentrada. Están muy bien escritos y dicen mucho sobre cada personaje que los pronuncia. Además, son unos diálogos muy apegados a la calle y resulta exactamente los mismos que diría cualquier persona con las que nos encontramos habitualmente en el portal o en las escaleras de nuestras viviendas.

Las actrices que dan vida a estas vecinas lo hacen realmente bien y se desenvuelven con mucho desparpajo. Están muy metidas en sus papeles y en ningún momento se dejan caer a lo que hubiera sido lo fácil de recurrir al tópico y la caricatura. Por ello, sus personajes cobran vida en sus manos y son una de las tantas bazas por las que funciona tan bien este cortometraje.

Aránzazu Ferrero también nos ha elegido para estrenar su cortometraje en Cortos con Ñ y nosotros nos sentimos muy honrados por ello.

-“Rosas rotas”, de Aleix Masferrer López.
Con Macarena Gómez, Bibiana Schönhöfer y Lorena Franco.

Tres mujeres completamente diferentes, tres rosas que tienen algo en común y no se conocen de nada. Coinciden en el atraco de un banco que les cambiará la vida. Lucia, Julieta y Carmen, tres bellas ROSAS que están ROTAS por dentro.

Estrenamos en Madrid este trabajo del realizador Aleix Masferrer en el que nos habla de un mismo hecho desde tres distintos puntos de vista, pero en el que lo importante es ver qué hay detrás de cada uno de esos puntos de vista. Así, lo que nos prepara es una dura historia muy pegada a la realidad actual protagonizada por tres mujeres cuya vida está marcada por la situación económica, etc… que vive nuestro país en estos momentos. El guión es muy sólido, contundente y resulta tan amargamente realista que deja poco lugar para la esperanza. Los personajes principales están muy bien moldeados y son un auténtico regalo para cualquier actriz que aceptara interpretarlos.

En este sentido, comentar que el trabajo de todo el reparto que participa en este corto es muy notable, tanto el realizado por el elenco de secundarios como por las tres actrices principales. Y, en cuanto a las protagonistas de la historia, se debe destacar la entrega que hacen desde un primer momento para meterse en la piel de sus personajes y hacernos ver quiénes son esas mujeres tan distintas, pero unidas por esa situación que les cambiará la vida. Están muy bien dirigidas y sus gestos y expresiones están dotados de tanta garra que lo que se ve en pantalla tiene muchos visos de realidad.

Es, en suma, “Rosas Rotas” un cortometraje tan bien hecho y tan cercano que su historia nos atrapará.

-“Posturas”, de Álvaro Oliva.
Con Txema Blasco y María Alfonsa Rosso.

Dolores, una señora mayor que vive en un pueblo, decide animar su vida matrimonial llevando un kamasutra a su anciano marido.

Álvaro Oliva es el responsable de uno de los cortometrajes más simpáticos de los últimos tiempos. Con un sano sentido del humor, muy blanco -pese a la premisa de la que parte- y que le gusta a todo el mundo por igual, el realizador cántabro nos habla sobre el cariño y amor que se profesan dos personas que han vivido dos personas que han estado juntas durante casi toda su vida.

El hilo conductor que mueve los argumentos del corto es un ejemplar del famoso kamasutra y, con esa excusa, el realizador se mete en la vida cotidiana de los dos protagonistas del corto. En apenas unos minutos nos cuenta cómo son y qué tipo de vida han tenido, sin necesidad de mostrarnos más de lo necesario y de un modo muy sencillo.

La pareja protagonista tiene mucho carisma y desprenden juntos mucha química en pantalla. Tienen un don especial para meterse en el bolsillo a los espectadores y su buen hacer les permite dotarle a sus interpretaciones de tal magia que cada fotograma de “Posturas” es todo un ejemplo de cómo debe hacerse una comedia que divierta de la mejor forma posible a todo aquél que se anime a verla.

-“Not Again”, de David Galán.
Con Miriam Benoit, José Macías, David Mora y Ana Alonso.

¿Tú sabes ese momento en las películas de viajes en el tiempo en el que alguien le cuenta a otro alguien que se puede viajar en el tiempo y ese alguien cree que es imposible?

David Galán es un maestro a la hora de rodar cortometrajes que tocan muy bien y con mucho humor muchas facetas de la cultura popular, como puedan ser el cómic, pero haciendo que todo lo que cuenta resulte universal para cualquier espectador. En este caso, lo que nos trae entre manos es una mezcla de subgéneros que incluyen al típico monstruo o elementos de mecánica cuántica.

Con una economía de medios enorme, todo transcurre dentro de una ambulancia y apenas se nos sugiere lo que está pasando fuera. Ahí tenemos esos diálogos ingeniosos marca de la casa de este realizador y a un trío de buenos actores que entienden enseguida qué es lo que se propone el realizador. Todos le aportan toda la ironía (y también seriedad) del relato escrito por Galán y, gracias a su trabajo, se termina por redondear lo que es, en efecto, un estupendo relato de ciencia ficción de corte clásico.

Precio de la entrada: 3,50€ en taquilla; 3€ en Atrápalo. Una consumición incluida con cada entrada.
Reserva de entradas en Atrápalo:
Cortos con Ñ 

La Escalera de Jacob
 C/Lavapiés, 11
28005 Madrid
Anuncios