Este 7 de febrero, a las 20:00h, os tenemos preparados en el Cortos con Ñ que se celebra en La Escalera de Jacob (C/ Lavapiés, 11 – Madrid) una nueva eliminatoria del Premio del Público de Cortos con Ñ.

Todos los cortos que se proyectan en Cortos con Ñ compiten por el Premio del Público de nuestro festival, que está patrocinado por Promofest, distribuidora que otorgará 50 bonos de distribución al corto ganador del premio. 

-“Una flor en recepción”, de Marta Parreño Gala.

Con Alberto Amarilla, Belén López y Raquel Pérez.
Dos horas con un desconocido. Una realidad cotidiana que se alimenta de fantasías censuradas. Un pacto. Y por último una flor, la mentira que les unirá siempre.

Marta Parreño debutó en el campo del cortometraje con el delicioso “Las piedras no aburren” y en su segundo trabajo vuelve a demostrarnos todo su talento para relatarnos en imágenes una lograda comedia romántica. Su retrato de estas dos personas que se encuentran en un hotel es muy humano y sus sueños o esas sensaciones de que en su vida hay algo que no han conseguido los podríamos tener cualquiera de nosotros. Es un corto sobre personajes y en la historia que cuenta, como en la vida, cabe de todo y hay tanto de comedia como de una pizca de drama, muy propio para darle el acertado tono melancólico que tiene el guión.

El corto está protagonizado por Alberto Amarilla y Belén López, dos actores de probada solvencia que le dan con sus interpretaciones todos los matices que necesitan los personajes que ha creado Marta Parreño. Le dan mucha naturalidad a cada frase que pronuncian y nosotros nos terminamos creyendo lo que ellos hacen en pantalla. Además, el corto cuenta con la participación de Raquel Pérez, una excelente actriz que da una réplica perfecta a la pareja protagonista cada vez que interviene.

El argumento está desarrollado con mucha lógica y Marta Parreño nunca recurre a los trucos o artificios en beneficio de los personajes o de la historia, si no que todo lo que ocurre es porque tenía que pasar, según hubiera sido la situación anterior y, siempre acorde a cómo son y se comportan los protagonistas de la trama.

El corto es prácticamente redondo y sus responsables lo terminan de rematar con una dirección de fotografía digna de premio. Os gustará.

-“Posturas”, de Álvaro Oliva.
Con Txema Blasco y María Alfonsa Rosso.

Dolores, una señora mayor que vive en un pueblo, decide animar su vida matrimonial llevando un kamasutra a su anciano marido.

Álvaro Oliva es el responsable de uno de los cortometrajes más simpáticos de los últimos tiempos. Con un sano sentido del humor, muy blanco -pese a la premisa de la que parte- y que le gusta a todo el mundo por igual, el realizador cántabro nos habla sobre el cariño y amor que se profesan dos personas que han vivido dos personas que han estado juntas durante casi toda su vida.

El hilo conductor que mueve los argumentos del corto es un ejemplar del famoso kamasutra y, con esa excusa, el realizador se mete en la vida cotidiana de los dos protagonistas del corto. En apenas unos minutos nos cuenta cómo son y qué tipo de vida han tenido, sin necesidad de mostrarnos más de lo necesario y de un modo muy sencillo.
La pareja protagonista tiene mucho carisma y desprenden juntos mucha química en pantalla. Tienen un don especial para meterse en el bolsillo a los espectadores y su buen hacer les permite dotarle a sus interpretaciones de tal magia que cada fotograma de “Posturas” es todo un ejemplo de cómo debe hacerse una comedia que divierta de la mejor forma posible a todo aquél que se anime a verla.

-“Setenta veces siete”, de Rosa Cabrera Díez y Ricardo Ibáñez Ruiz.

Con Ana Villa e Itziar Miranda.

Ni donde, ni con quién, ni porque. Dos mujeres despiertan atadas la una a la otra en una habitación sin tener la más mínima idea de porque están allí.

Con tono de película de terror psicológico y una atmósfera opresiva, Rosa Cabrera y Ricardo Ibáñez nos presentan una pequeña película “de personajes”. Un único escenario y dos actrices es lo que necesitan para mantener pegado al espectador durante los cerca de 15 minutos que dura el cortometraje.

El guión tiene momentos muy impactantes, y eso que casi toda la acción de la historia se basa en los diálogos que mantienen sus protagonistas. Esto se debe a que sus responsables han escrito unos diálogos tan logrados que una sola frase que dicen cualquiera de los dos personajes que protagonizan el corto dice mucho sobre cómo son sus respectivas personalidades o cómo fue su vida antes de llegar a la situación que están viviendo en el momento de iniciarse este cortometraje.

Nada sobra o falta en “Setenta veces siete” y sus autores saben cómo dosificar todo lo que están contando para que el interés por la historia o la intensidad de la misma no caigan en ningún momento. Además, la labor actoral es digna de premio y tanto Ana Villa como Itziar Miranda dan lo mejor que tienen ellas como actrices -que es muchísimo- para meterse en la piel de unos personajes muy complicados.

Sin duda, “Setenta veces siete” es de esos cortos que, además de interesar a todos los espectadores, no dejará indiferente a nadie.

-“3′ 30” Dkdencia”, de Daniel Diosdado (Historia y coreografía Vanessa Calderón).
Con Vanessa Calderón.

Le damos mucha importancia al hecho de que alguien nos mire.

Estrenamos en Cortos con Ñ esta pieza audiovisual en la cual Vanessa Calderón, su guionista, coreógrafa y protagonista, nos propone ser partícipes de una crítica a la hipocresía, a todo aquello que nos frena y que nos hace cometer errores porque estamos pendientes de lo que piensen las personas que nos observan.

El guión es contundente y nos transmite muy bien todo lo que pretendía contarnos su escritora. Siguiendo con la parte técnica, hay que decir que este cortometraje cuenta con una dirección de fotografía estupenda que le saca todo el partido a la ambientación o a la coreografía realizada por Vanessa Calderón.

En cuanto al trabajo de la actriz / bailarina, mucho se puede contar para bien. Cada uno de sus gestos y movimientos están muy estudiados, pero desborda tanta naturalidad y nos transmite tan bien las emociones del personaje que interpreta, que su actuación es muy creíble y traspasa la pantalla.

Es “3’30” Dkdencia“, en definitiva, un cortometraje muy a tener en cuenta y que os interesará a todos.

Precio de la entrada: 3,50€ en taquilla; 3€ en Atrápalo. Una consumición incluida con cada entrada.
Reserva de entradas en Atrápalo:
Cortos con Ñ 

La Escalera de Jacob
 C/Lavapiés, 11
28005 Madrid

Anuncios