El  20 de marzo, a las 20:00h, tenemos preparada una nueva jornada de proyecciones de cortometrajes en el Festival Cortos con Ñ que organiza la Asociación Cultural Cortos con Ñ en el teatro de La Escalera de Jacob de Lavapiés. En esta ocasión, proyectaremos cinco cortometrajes y seremos los encargados de estrenar en Madrid uno de ellos.

Todos los cortos que se proyectan en Cortos con Ñ compiten por el Premio del Público de nuestro festival, que está patrocinado por Promofest, distribuidora que otorgará 50 bonos de distribución al corto ganador del premio.

-“La Aventura de Rosa”, de Ángela Armero.
Con Alba Alonso, Antonio Esquivias, Javier Gutiérrez, Fran Perea y Nacho Vigalondo.

Rosa tiene la oportunidad de guiar su vida como si viviera en uno de esos libros infantiles en los que en un momento dado se podía escoger a qué página se quería ir, según la decisión que se tomara, con la posibilidad de “hacer trampas” y volver al punto de partida si no nos gusta lo que encontramos.¿Qué hará Rosa con ese don? ¿A cuál de los dos chicos que le gustan escogerá?

Con mucha imaginación y frescura, la joven realizadora Ángela Armero firma una muy entretenida comedia romántica. Aderezadas con toques de género fantástico y humor -a veces tirando a negro-, las peripecias que vive Rosa, la protagonista del corto, para encontrar a su pareja ideal resultan muy simpáticas y cercanas para el espectador.

El guión parte principalmente de la base de homenajear a esas famosas novelitas de la colección “Elige tu propia aventura” que muchos de nosotros leíamos de pequeños allá en los años ochenta. La directora le saca un enorme partido a esta premisa, gracias a la cual, se permite escribir situaciones muy divertidas que giran en torno a nuestros deseos de encontrar a nuestra media naranja o a nuestras dudas sobre qué hacer si vemos a alguien que nos gusta y cuál podría ser la mejor decisión que podríamos tomar.

Hay algunas dosis de humor negro que salpican algunas partes del metraje del corto, pero es un humor negro “muy sano” que pega muy bien con ese aire de buen rollo que le imprime Ángela a cada uno de los fotogramas de “La aventura de Rosa”. Los diálogos son, sencillamente, brillantes y la construcción de los distintos personajes que pueblan el cortometraje está muy conseguida, dándole su autora a todos un toque de ingenuidad que conecta con el tono que le ha dado a su obra.

La actriz Alba Alonso le da una gran viveza al modo en el que le da vida a Rosa, la protagonista del corto. Es una muy buena actriz y le aporta a su personaje todo lo necesario para que sea un personaje tan encantador que, como suele decirse, traspase la pantalla. Alba está muy bien secundada por Fran Perea, Nacho Vigalondo, Javier Gutiérrez y Antonio Esquivias, unos actores (y narrador) que siguen muy bien el juego que les plantea la directora, bordando sus respectivas interpretaciones.

En resumen, “La aventura de Rosa” es un delicioso cortometraje que deja poso y del que resulta complicado no encariñarse.

-“Refugio 115”, de Iván Villamel.
Con Georgina Latre, Dani Ledesma, Alba Arenals, Alba Ferrara, Arnau Creus y Tanit Salvadó.

Año 1938. La ciudad de Barcelona está siendo bombardeada por la aviación italiana. Mientras, un grupo de ciudadanos permanecen dentro de un refugio antiaéreo, sin hacer caso a las leyendas que hablan de extrañas desapariciones en el Refugio 115. Cuando empiezan los bombardeos más intensos, algo que se oculta en la oscuridad, se lleva a las personas una a una.

Rodado en un auténtico refugio de la Guerra Civil, Iván Villamel firma un claustrofóbico relato de terror que se aleja del gore o de los sustos fáciles para inquietar al espectador usando el silencio, las sombras o nuestros propios miedos. El guión está muy bien hilvanado y el realizador sabe cómo ir dosificando el misterio para acrecentar la sensación de angustia de un modo progresivo.

No hay nada que sobre en la historia que nos cuenta y hay que decir que el director se debió documentar muy bien sobre la época en la que transcurre “Refugio 115“, pues la recreación que hace de lo que debieron vivir las personas que se protegían en aquellos túneles es muy cercana a lo que debió pasar realmente.

La realización técnica es muy cinematográfica y la dirección de fotografía potencia todo aquello que necesita “Refugio 115” para mantener la tensión del espectador. De hecho, el escenario no podía haber quedado más lúgubre y tenebroso de como se ve en el cortometraje.

Por último, queda hablar del trabajo actoral. El reparto le da mucha credibilidad a sus actuaciones, al darle los registros necesarios a cada uno de sus personajes para que nos metamos bien en la historia. Sus interpretaciones resultan muy creíbles y juegan bien a darle la intensidad que necesitan algunas de las situaciones que viven sus personajes.

Sin duda, “Refugio 115” es un corto que llamará la atención de los aficionados al buen cine de terror.

-“Unfarewell”, de Ainhoa Menéndez.
Con Jim Trainor, Emilia Uutinen y Eliott Gabbitas.

En una idílica aldea, sus habitantes crían gallinas, amasan pan, cuidan de sus cosechas… Y guardan un oscuro secreto.

La segunda entrega de la trilogía The Dark Tales, de Ainhoa Menéndez, supone un ligero cambio de enfoque con respecto a lo que vimos en “Fábrica de muñecas“, corto con el que la realizadora abrió su trilogía de cortometrajes de género fantástico. Si para la primera parte rodó una tierna historia de amor, en “Unfarewell” nos hizo un retrato muy oscuro sobre algunos secretos que ocultan comunidades muy cerradas.

Rodado en inglés, el argumento principal que mueve este cortometraje es el de la denuncia sobre a lo que nos puede llevar el inmovilismo o el fanatismo de luchar por una idea que nos han inculcado. Sí, es un relato más tenebroso y de corte más pesimista que su anterior trabajo, pero Ainhoa Menéndez también dedica un espacio para la esperanza y para enseñarnos momentos cargados de gran humanidad, como las conversaciones que mantiene el protagonista con su nieto que, desde luego, valen su peso en oro.

La historia hay veces que sobrecoge, en otras nos enternece y, sobre todo, nos maravilla. Ainhoa ha escrito un guión más que notable que está a la altura de su premiada “Fábrica de muñecas” y que nos hace reflexionar sobre muchas cuestiones de la vida que están ahí, siempre cerca de nosotros.

La factura técnica del corto es eminentemente cinematográfica y hay algunos planos muy logrados. Por último, del trabajo actoral hay que decir que está muy trabajado. Los actores lo dan todo por sus personajes y el retrato que hacen de ellos tiene muchos visos de realidad.

El cortometraje de Ainhoa Menéndez es completamente redondo y que complementa a la perfección aquello que nos narró la directora en su primera parte de The Dark Tales. Esperando estamos la tercera entrega que cierre esta trilogía.

-“Moratín 36”, de Paco Egido.
Con Raúl Sender.

Cada día decenas de ancianos fallecen en la soledad de sus hogares despúés de haber tenido una vida de entrega a los demás.

El director Paco Egido es el autor de un durísimo cortometraje que nos habla de la soledad que viven muchas personas cuando llegan a la vejez. Un párroco está pronunciando en una iglesia las últimas palabras dedicadas a una persona que acaba de fallecer, es lo único que necesitamos para conocer cómo vivió esa persona y cómo fueron sus últimos años. Pero más que por las palabras que pronuncia el único protagonista de la historia, todo eso lo sabemos por las emociones que empieza a mostrarnos mientras dice esas palabras.

Es un corto muy intenso y el actor Raúl Sender realiza un monólogo magistral. Cada uno de sus gestos resultan muy emotivos y son muy apropiados a lo que está viviendo el cura que vive esa situación.

-“5 Millones”, de Víctor Díaz Somoza.
Con Ramón Barea, David Llorente y Silvia Rey.

Un hombre, un despacho, 5 millones. Lucas Fernández, un hombre cualquiera, tendrá que tomar la decisión más importante de su vida.

Víctor Díaz Somoza es el responsable de un cortometraje de humor de tintes berlanguianos protagonizado por personas normales y corrientes que ven cómo su vida podría cambiar al encontrarse con algo que les podría ayudar a salir de más de un apuro económico.

El guión está calculado al milímetro para hacer que los personajes se muevan hacia donde quiere su escritor. Hay mucho de crítica social y de estudio sobre cómo nos podríamos comportar todos si estuviéramos experimentando lo mismo que los protagonistas de “5 millones”. Pero nada sobra o resulta pretendidamente aleccionador en cómo nos lo relatan, pues su responsable le dedica más importancia -al menos en apariencia- a ver qué les ocurre a los personajes en los distintos enredos en los que se ven metidos. Esa mezcla de crítica social con humor costumbrista hará que más de uno se verá reflejado en eso que les está pasando a los protagonistas de “5 millones” y en esto hay que decir que el realizador parece un alumno aventajado de maestros como Berlanga o Azcona.

Los actores se entregan para el corto y, muy bien dirigidos, nos regalan unas muy buenas interpretaciones, donde destaca la naturalidad con la que le dan vida a los personajes que interpretan.

En definitiva, “5 millones” es de esos cortos que nadie debería perderse.

Precio de la entrada: 3,50€ en taquilla; 3€ en Atrápalo. Una consumición incluida con cada entrada.
Reserva de entradas en Atrápalo:
Cortos con Ñ 

La Escalera de Jacob
 C/Lavapiés, 11
28005 Madrid
Anuncios