El 10 de julio, a las 20:00h, empieza en La Escalera de Jacob de Lavapiés la cuarta temporada del Festival de Cortometrajes Cortos con Ñ. Y, para esta primera jornada de proyecciones de la nueva temporada, os tenemos preparada una selección de seis cortometrajes que os encantarán por igual.

Los cortos que se proyectan en Cortos con Ñ compiten por el Premio del Público de nuestro festival, que está patrocinado por Promofest, distribuidora que otorgará 50 bonos de distribución al corto ganador del premio.


-”La bolsa o la vida”, de Juan Carrascal-Yñigo.
Con Eva Redondo.

La nueva burbuja económica está aquí. Participa, no te quedes atrás…

El lucrativo “negocio” de la especulación en el mercado de los alimentos es tratado en el cortometraje de Juan Carrascal-Yñigo de una manera muy arriesgada, original e impactante. A medio camino entre la ficción y el documental, nos convierten en espectadores de un falso programa de televisión que se dedica a hablar de las “bondades” y “beneficios” que puede sacar cualquiera que se decida a invertir en el mercado de los alimentos.

El guión resalta por la cantidad de datos precisos que nos aporta el realizador sobre la historia reciente de esta nueva burbuja económica, cómo funciona, quiénes los responsables de la misma y, por supuesto, explicandonos quiénes son sus víctimas y las consecuencias que tiene sobre sus vidas el que se trate a la comida como un negocio.

Tantos datos no aburren o apabullan, pues su realizador ha tenido la habilidad de contárnoslo todo de una manera que su mensaje nos llega muy bien a todos los espectadores. Porque el hacer que la narradora del corto sea la presentadora de programa de “telebasura” y que todo esté envuelto por un cruel humor negro, potencia -y mucho- ese drama tan triste y real que nos quieren transmitir.

Aparte de en su conseguido guión, el peso del cortometraje recae principalmente en la actriz Eva Redondo, que se ocupa de dar vida a la presentadora del programa. Secundada por unos cuantos actores que hacen un trabajo muy eficaz, Eva Redondo nos demuestra -una vez más- que es una gran actriz capaz de adoptar cualquier tipo de registro. En este caso, el aire desquiciado que le imprime a su personaje, que roza la caricatura, le da -paradójicamente- una gran verosimilitud a lo que estamos viendo. Así, los espectadores sentirán que están viendo a alguien real, de carne y hueso, y no podrán evitar sentir antipatía ante todo lo que representa la presentadora de televisión que tan magistralmente interpreta Eva Redondo.

Muy bien realizado a nivel técnico, “La bolsa o la vida” es un corto imprescindible que todo el mundo debería ver para que comprendieramos qué está ocurriendo a nuestro alrededor.

-“5º B Escalera Dcha”, de María Adánez.
Con Carmen Maura, Santiago Ramos, María Lanau, Raquel Pérez, Aura Garrido, Camilo Rodríguez, Cesar Camino, Fran Antón y Jorge Calvo.

Esta es la historia de tres hermanas y su madre el día que reciben la noticia de que su padre ha fallecido de forma inesperada. Durante las horas siguientes se reúnen en un bar próximo a la casa del padre donde reirán, llorarán y mirarán atrás recordando con nostalgia el pasado.

Escrito con el corazón, María Adánez firma un precioso cortometraje en el que nos hace partícipes de esta situación que todos, en un momento u otro, debemos vivir.

María Adánez se ha basado en sus propias experiencias para escribir un guión muy emotivo en el que aborda todo aquello sentimos cuando, en esa situación, comprendemos que ya no vamos a volver a ver a la persona que tanto queremos.

La historia y emociones que impregnan cada fotograma del cortometraje son universales y la realizadora tiene la habilidad para retratarlas con gran naturalidad. Con ello, es capaz de tocar la fibra sensible de todo espectador que vea “5ºB Escalera Drcha” y hacer que sienta empatía con lo que les está ocurriendo a las protagonistas de la historia.

Los personajes están perfectamente construidos y desbordan humanidad por los cuatro costados. Son personas normales y corrientes, como todos nosotros y la realizadora consigue que traspasen la pantalla, a base de regalarles estupendos diálogos o un sobervio tratamiento de personalidades.

El reparto es muy coral y el grupo de actrices que dan vida a la mujer e hijas del padre fallecido lo dan todo por sus personajes. En conjunto, su trabajo actoral brilla y resalta por la fuerza de unas interpretaciones muy creíbles. También hay que hablar de la estupenda labor de los actores que secundan a las cuatro protagonistas de la historia.

Por último, hay que hablar de una realización técnica y una dirección de actores muy buenas que redondean lo que es, sin duda, un excelente cortometraje que dejará su poso en los espectadores que se animen a verlo.

-“Capricornio”, de Jesús Sánchez.
Con Lucía Iglesias y Elisa Pelayo.

Carol y Sonso son dos amigas que quedan todas las semanas para leer el horóscopo. En esta ocasión, la predicción les revelará algo que pondrá a prueba su amistad.

Rodado con mucha imaginación, Jesús Sánchez rueda un divertidísimo cortometraje en el que se nos habla sobre lo fuerte o frágil que puede llegar a ser una amistad entre dos personas, cuando ésta es puesta a prueba.

El guión destaca por el dinamismo narrativo que le aportan unos fluidos diálogos pronunciados por dos personajes que, pese a caer en un estereotipo más que evidente -de forma premeditada, hay que aclarar-, están dotados de mucho carisma que les hace caer muy simpáticos entre los espectadores.

Las actrices que dan vida a Carol y Sonso derrochan mucha espontaneidad y hacen un trabajo más que notable para interpretar a sus respectivos personajes. Así, entre algunas de las virtudes que tiene su trabajo está en no caer en la caricatura más vacía, pues le confieren cierto trasfondo a sus personajes, con lo que les dotan también de una importante carga humana.

En resumen, “Capricornio” es un cortometraje entretenido, muy bien realizado e interpretado. Os encantará.

-“Live Love Laught, but…”, de Virginia Llera.
Con Demian Bichir, Rodrigo Santoro y Armando Suárez.

Saltarte las reglas podría salvar tu vida…

Autora de títulos imprescindibles como “Lone – Illness” o “Mentiras – Lies“, Virginia Llera rodó esta entretenida comedia en Puerto Rico, durante el rodaje de “Che, el argentino“.

La realizadora es una experta a la hora de presentarnos personajes, haciendo que en unos pocos segundos sepamos quiénes y cómo son los protagonistas de sus historias. De esta forma, Llera va directa al grano y nos mete de lleno en una comedia que transcurre por completo en la habitación de un hotel y que se basa principalmente en los diálogos que mantienen los protagonistas del corto.

El guión está muy bien hilvanado y la historia avanza muy bien hacia la dirección que le lleva su escritora. Cada secuencia está plagada de un humor tan sano como inteligente que siempre está al servicio de la historia y los personajes. En este sentido, hay que alabar la sencillez con la que se nos relatan las vicisitudes que les pasan a los protagonistas de la historia. Esa es una de las principales virtudes que tiene este cortometraje y la falta de pretensiones de su propuesta le permite conectar muy bien con los espectadores.

Los actores realizan un trabajo estupendo y se implican a fondo en sus personajes. Su modo de actuar es muy natural y se ajusta como un calzador a la personalidad que ideó la realizadora para cada uno de ellos. Demian Bichir (nominado al Oscar este año) y Rodrigo Santoro (el Rey Jerjes, de la película “300”) ponen en práctica ante la pantalla un elogioso duelo interpretativo consiguen traspasar la pantalla con las frases que se intercambian casi a cada rato. En este sentido, se debe comentar que están muy bien dirigidos y que Virginia Llera les hace sacar lo mejor de ellos como actores -que es mucho- para redondear con sus interpretaciones lo que es, al fin y al cabo, un cortometraje redondo que apreciarán los amantes del buen cine en formato corto.

-“Rencor Lésbico”, de Benja De La Rosa.

Con Paloma Montero y Natalie Pinot.
El rencor nunca es bueno…
Benja De La Rosa es un creador incansable cuyas principales armas son el talento y hacer las cosas bien. Así, con muy pocos medios lleva rodando desde hace un tiempo una serie de “SubProductos”, como él los llama, donde da rienda suelta a todas sus ideas sin ponerse ningún tipo de limitación.
En cada entrega nos suele hablar de un tema en concreto y, en este caso, le tocó hablarnos de hacia donde puede llevarnos el rencor que podemos sentir hacia otra persona por el motivo que sea. El joven realizador lleva esta premisa al límite y nos entrega un divertidísimo relato cargado de un sano -y loco- humor negro.
Con apenas una cámara, un trabajado guión y dos estupendas actrices -de quienes ya os hablaremos dentro de unos párrafos- Benja nos ofrece un trabajo muy bien hecho que divierte y no deja títere con cabeza. Su guión está plagado de situaciones extremas vividas por dos personajes que, en efecto, se sienten un enorme odio mutuo por algo que ocurrió entre ellas. Los personajes están muy pasados de vueltas, pero el realizador les ha dado un trasfondo que los hace estar muy pegados a nuestra realidad. Sería complicado, en este caso, que todos nos identificáramos por completo con lo que les ocurre a las dos protagonistas de “Rencor Lésbico”, pero sí con mucho de lo que les pasa por la cabeza, con lo que sienten, con lo que dicen…
Las dos protagonistas que se guardan tanto rencor están interpretadas por Paloma Montero y Natalie Pinot. Las dos están muy bien en sus respectivos papeles, resultan creíbles y, ante todo, cabe destacar la fuerza y garra que tienen sus actuaciones.
El nuevo SubProducto es muy divertido y se ve que, aparte de para llamar un poco la atención sobre ciertos asuntos, está hecho con la principal intención de entretener al espectador. Algo que, desde luego, consigue.

-“Alienada”, de José Luis Mora.
Con Javier Almeda, Mónica Aragón y Alba Messa.

Dos inspectores de policía realizan un interrogatorio rutinario con una detenida. Ella les relata una historia increíble. ¿Dice la verdad o, simplemente, está alienada?

No puedo decir mucho de este cortometraje, pues no sería muy imparcial al haber sido su realizador. Tan sólo os puedo decir que se trata de una historia de corte policíaco de corte clásico que he escrito como homenaje a uno de mis géneros favoritos. Ha sido uno de los cortos en los que he usado más localizaciones y he tenido la suerte de contar con la presencia de tres grandes actores que lo dieron todo para interpretar a sus respectivos personajes.

Me rodeé de un equipo técnico de lujo, como José Carlos Gómez como ayudante de dirección, Pily B. como técnico de sonido, Sonia Mora como script, Alicia Sánchez como maquilladora, Pablo Fábrega y Juan Manuel Victoria como foto fija y, por supuesto, la inestimable ayuda de Montse Santalla y Sonia de Carlos, quienes me ayudaron a que pudiera rodar el corto en la localización que elegí.

Precio de la entrada: 3,50€ en taquilla; 3€ en Atrápalo. Una consumición incluida con cada entrada.
Reserva de entradas en Atrápalo:
Cortos con Ñ 

La Escalera de Jacob
 C/Lavapiés, 11
28005 Madrid
Anuncios