El 24 de julio, a las 20:00h, tendrá lugar la última sesión de proyecciones de Cortos con Ñ en La Escalera de Jacob de Lavapiés antes del parón estival. Para despedirnos hasta después del verano os tenemos preparada una selección de cortos de auténtico lujo que incluye el estreno en Madrid de varios cortometrajes y el pase de algunos cortos que se estrenaron recientemente.

Los cortos que se proyectan en Cortos con Ñ compiten por el Premio del Público de nuestro festival, que está patrocinado por Promofest, distribuidora que otorgará 50 bonos de distribución al corto ganador del premio.

-“Recuerdos”, de Andrés Cámara.
Con Aranzazu Díez y David Valbuena.

La pérdida de su madre hace que FÉNIX (Aranzazu díez) decida dejarlo todo y mudarse a otra ciudad. Sin ilusión, dinero ni trabajo inicia una nueva vida llena de obstáculos.

Pero la aparición de SALVADOR (David R. Valbuena) será el principio de su RESURRECCIÓN.

Tenemos el honor de estrenar en Cortos con Ñ el nuevo cortometraje de Andrés Cámara, un trabajo sobrio y efectivo cuyo guión retrata muy bien lo que experimenta cualquier persona que se ve en la misma situación que su protagonista. En este sentido, el tratamiento de personajes es excelente y le dota de mucho sentido y trasfondo a las inquietudes de Fénix. La historia resalta por su realismo, pero también, por algunas metáforas sobre la vida que encierran algunos de los diálogos que escribe.


El reparto está muy bien dirigido y Aranzazu Díez está perfecta como Fénix. La actriz hace un gran trabajo interpretativo al transmitirnos muy bien lo que guarda dentro su personaje y hacerle evolucionar de un modo lógico y progresivo conforme va cambiando su modo de ver la vida a lo largo del corto . Aranzazu está secundada por David R. Valbuena, un estupendo actor que le da una réplica perfecta a la protagonista.

Con una cuidada producción, “Recuerdos” es un cortometraje que dará mucho que hablar en ese recorrido por festivales que acaba de comenzar.

-“La luz del mundo”, de Fernando J. Martínez y Alfonso García.
Con Marina Durante, Javier Ramírez, Irene García, Javier Gadea y Jose Royo.

El futuro. Después de un ataque proveniente de algún lugar fuera de nuestro planeta, la humanidad abandonó las ciudades y se refugió bajo tierra. Tras varias generaciones, la humanidad perdió la facultad de ver; pero cuando una serie de personas comienza a recuperar la visión, el gobierno las tacha de enfermas y se ven obligadas a huir y volver a la ciudad donde una vez habitó la humanidad…

Con un excelente diseño de producción, Fernando J. Martínez y Alfonso García nos ofrecen un cuidado relato de ciencia ficción que hará las delicias de los amantes de este género.

Cargada de grandes ideas, esa visión que nos hacen de una sociedad futura que vive como puede en un entorno post apocalíptico resulta muy impactante. Y lo es no sólo por la estupenda ambientación y esa recreación tan detallada que realizan de una sociedad futura; si no también por lo que nos cuentan y por cómo nos lo cuentan. La historia está muy bien engranada y resulta muy interesante de ver, para saber qué les ocurrirá a los protagonistas y de qué forma se resolverá todo.

Los personajes están muy bien construidos y los actores que se encargan de interpretarlos están muy bien en sus respectivos papeles, dotando de gran credibilidad a cada una de sus actuaciones para que los espectadores sintamos lo mismo que ellos en la pantalla.

Completamente redondo, este corto entusiasmará a los que buscan un buen cortometraje de ciencia ficción.

-“El punto rojo”, de Darío J. Ferrer y Carlos Sánchez Arévalo.
Con Alejo Sauras, Mariam Hernández, José Montó, Javivi, José Carabias y Albert Pla.

Pepe obsesionado desde su nacimiento con el tomate, se enamora de Encarna (la hija de la verdulera) pero le sale un duro contrincante Alfonsito. El desenlace de este triángulo amoroso tendrá como telón de fondo el origen de la Tomatina en 1945.

Sencillo, honesto y muy entretenido, el cortometraje de Darío J. Ferrer y Carlos Sánchez Arévalo es un sincero homenaje a la comedia más clásica que se rodó en nuestro país durante la década de 1.950, además de hacia una de las fiestas más populares y reconocidas dentro y fuera de España.

El guión es un prodigio a la hora de condensar en apenas 15 minutos la historia de amor entre Pepe y Encarna, para a continuación desarrollar la trama del triángulo amoroso y cómo se debió gestar la Tomatina de Buñol. Mucho humor y enredos son los principales ingredientes de una historia muy bien resuelta que engancha al espectador y que le hará sonreír durante el tiempo que dura el cortometraje.

La ambientación está muy cuidada y en el plano técnico hay que resaltar, así mismo, la trabajada dirección de fotografía que luce “El punto rojo” en todos sus fotogramas.

Mientras, Mariam Hernández, Alejo Sauras y Jose Montó elaboran unas interpretaciones llenas de viveza a la hora de interpretar a los protagonistas del cortometraje. Le aplican mucho ritmo y naturalidad a su trabajo en esta pequeña película y con eso consiguen que los espectadores le cojamos cariño a sus creaciones.

Sin duda, “El punto rojo” es un cortometraje muy curioso que cumple a la perfección su función de entretener al espectador, relatando una buena historia.

-“La soledad de la Luna”, de Javier Marco Rico.
Con Victoria Ortiz de Zárate.

Cuando la luz de la ciudad te roba los recuerdos, siempre hay una forma de recuperarlos…

Sin diálogos y prestándole mucha atención a las imágenes, Javier Marco Rico firma un pequeño cortometraje que es grande, precisamente, por la sensibilidad con la que está planteada su propuesta. De este modo, el realizador nos mete en un día en la vida de una anciana que enviudó hace tiempo y que sigue recordando a su marido.

Emotiva como pocas, la historia que nos relata en apenas tres minutos y medio es muy intensa en lo emocional y ese ritmo pausado que le imprime, recreándose en los detalles hace que los espectadores nos impliquemos en el corto y lleguemos a conectar en lo anímico con su protagonista, gracias también a la enorme carga de humanidad que está impresa en cada fotograma del corto.

La actriz Victoria Ortiz de Zárate se mete por completo en la piel de la protagonista del corto y nos entrega un tierno retrato sobre una persona que perdió a la persona que más quería y que, ahora, busca el modo de no olvidarla, para mantener vivo su recuerdo. Es difícil no sentir cariño por su personaje y es de esos que traspasan la pantalla para llegar al corazón de los espectadores.

En resumen, “La soledad de la Luna” es un cortometraje completamente redondo que agradará a todos los espectadores.

-“Halloween”, de Mónica Demes.
Cortometraje de animación.

Vicky, una niña de cuatro años esculpe una calabaza de Halloween e intenta enseñarla a su familia. No la hacen caso. Triste huye al bosque pero es noche de Halloween y el bosque la prepara una sorpresa…

Mónica Demes es la responsable de un logrado cortometraje de terror que puede ser disfrutado por público de todas las edades. El guión engancha desde un primer momento y su autora va al grano para ponernos en situación, presentarnos a la protagonista y meterle directamente en esa aventura que vivirá.

Los personajes están muy bien tratados y, aunque la directora recurre a varios resortes del género de terror, no cae nunca en los tópicos y todo en su historia nos suena a fresco y original. El interés por ver que le pasa a Vicky no decae en ningún momento y así, se llega a un final que… Bueno, mejor no desvelar nada más.

Por último, decir que la animación y el diseño de personajes o de escenarios son dignos de premio y se nota que sus responsables han dedicado mucho tiempo en ellos para que los espectadores podamos disfrutarlos. En fin, “Halloowen” es un estupendo cortometraje que os encantará.

Precio de la entrada: 3,50€ en taquilla; 3€ en Atrápalo. Una consumición incluida con cada entrada.
Reserva de entradas en Atrápalo:
Cortos con Ñ 

La Escalera de Jacob
 C/Lavapiés, 11
28005 Madrid
Anuncios