El 22 de enero, a las 20:00h, tenemos una nueva sesión de proyecciones del Festival de Cortometrajes Cortos con Ñ en La Escalera de Jacob de Lavapiés. En esta ocasión proyectaremos siete cortometrajes.

Los cortometrajes que se proyectan en Cortos con Ñ compiten por los Premio del Público yPremio a Mejor Cortometraje de nuestro festival, que están patrocinado por Promofest, distribuidora que otorgará 50 bonos de distribución al corto ganador de cada premio.

Cortos con Ñ es un festival de cortometrajes organizado por la Asociación Cultural Cortos con Ñ y está asociado a Piélagos en Corto

Entre los asistentes a esta sesión de Cortos con Ñ se sortearán dos ejemplares del número de enero de la revista “La Encuadre“. En este número se publica un artículo sobre la historia deCortos con Ñ y una entrevista que le hizo José Luis Mora, organizador del festival, a la actriz Alba García.

-“Corazón de Piedra”, de Mónica Sagrera.
Cortometraje documental. Voz en off de Mercedes Cascales.

Corazón de piedra es un cuento submarino con tintes ecologistas, que cuenta de forma ficcionada, cómo un escritor al que abandona su musa,decide irse a vivir bajo el agua y cómo los personajes que crea empiezan a surgir de las profundidades.

Mónica Sagrera es la responsable de un interesante cortometraje, que tenemos el honor de estrenar hoy en Cortos con Ñ. Mezclando parte documental con parte de ficción, relatada por Mercedes Cascales, Sagrera rueda un cortometraje que cuenta con un 99% de planos grabados bajo el agua en México.

Así, la belleza de las imágenes submarinas quedan al servicio de un precioso guión que ha escrito la propia Mónica Sagreda, quien dota a la historia de una gran carga poética. Tal y como está contada, la narración nos adentra en los sentimientos que tiene ese escritor a quien la musa le ha abandonado de un modo que resulta muy interesante para cualquier espectador.

Es un corto que entretiene y que tiene una buena historia de ficción detrás que -también- nos permite conocer cuál fue la parte real de esas estatuas que quedaron hace tanto tiempo sumergidas. La filmación de estas secuencias es impecable y su realizadora ha realizado un enorme trabajo para lograr que las veamos, tanto cuando bucearon con las cámaras como en un cuidado proceso de documentación previo.

En fin, os dejamos “Corazón de Piedra“. Disfrutadlo.

-“Eskiper”, de Pedro Collantes.
Con Carlos Kaniowsky y Marta Larralde.

Todo el mundo sabe cómo educar a los hijos, excepto la gente que los tiene.

Pedro Collantes es el autor de un delicioso cortometraje rodado en base a tres planos secuencia que nos relata un pequeño momento en la vida de un padre y una hija tan normales y corrientes como lo somos la mayoría de nosotros.

De este modo, el realizador nos hace testigos de una conversación que mantienen durante una tarde los protagonistas del corto, sentados en un banco de una céntrica plaza durante la mayor parte del metraje. Es un corto de marcado carácter costumbrista y la vida de los protagonistas, que conocemos a través de esa conversación que entablan, es la que podría tener cualquiera en la realidad que nos toca vivir.

La construcción de personajes es sobresaliente y unas pocas pinceladas que nos da sobre ellos en la secuencia inicial es lo que necesita para que sepamos cómo son el padre y la hija. Mientras, los cuidados diálogos que ha escrito el director están plagados de frases que dicen mucho de cómo son los personajes que los pronuncian y con las que podemos entrever cuál es su forma de vida o qué sienten el uno por el otro.

Por su parte, Marta Larralde y Carlos Kaniowsky realizan en este cortometraje unas interpretaciones dignas de premio. Se meten tan bien en sus personajes y le dan un toque tan cotidiano a su forma de actuar que uno se cree lo que hacen delante de la cámara y, como se suele decir -en este caso de forma totalmente justificada-, sus interpretaciones terminan traspasando la pantalla.

Poco más se puede decir de un cortometraje muy bien escrito, interpretado y realizado. Os gustará.

-“In Memoriam”, de Cristina Bodelón.
Con Silvana C. Sestelo, Isabel Naveira y Camila Bossa.

Año 2210. El desenvolvimiento científico consigue frenar el envejecimiento, convirtiendo la muerte en un fenómeno aislado. Una mujer trabaja en una funeraria y añora el sentido que el pasado mortal daba a la vida. Porque, en un mundo casi inmortal, ¿qué les espera a aquellos que no tienen futuro?

Con algunos toques de cine experimental y con la voz en off de Silvana C. Sestelo, que interpreta a la protagonista de la historia, la realizadora Cristina Bodelón nos introduce en un relato de ciencia ficción que explora las consecuencias que podría tener en nuestra sociedad el que la muerte se convirtiera en algo del pasado.

El guión está muy trabajado y las frases que va pronunciando la protagonista a lo largo de la trama tienen mucha trascendencia y sentido. A través de la maquilladora, Cristina Bodelón nos transmite algo muy universal con lo que todos nos identificamos y que no nos deja indiferente. La directora ha desarrollado con mucha sensibilidad y elegancia el argumento del cortometraje, lo que se nota también en la construcción del personaje protagonista y su entorno. La maquilladora está dotada de una personalidad muy tridimensional y Bodelón sabe cómo sacar a la luz, poco a poco y a lo largo del metraje, todas sus dudas, sus miedos o esperanzas.

La factura técnica y ambientación de “In Memoriam” están muy conseguidas y parece que, en efecto, estamos viendo algo que podría ocurrir dentro de doscientos años. En este sentido, la dirección de fotografía le saca mucho partido tanto a los escenarios naturales como a los interiores donde se ha rodado para darnos la sensación de que estamos viendo algo de un futuro que bien podría ser el nuestro.

Por último, hay que decir que la interpretación de Silvia C. Sestelo y el resto de actores es sobresaliente. En el caso de Sestelo, tanto como narradora como ante la cámara, tenemos a una actriz que entiende qué quiere la directora de ella y expresa a la perfección con sus gestos o acciones todo lo que lleva dentro su personaje.

En resumen, Cristina Bodelón ha firmado un excelente cortometraje que aglutina algunas de las mejores ideas de la ciencia ficción.

-“Rotos”, de Roberto Pérez Toledo.
Con Alejandro Albarracín, Ruth Armas, Jonás Beramí, Javier Calvo, Ana del Rey, Laura Díaz, Elena Furiase, David Mora, Elisa Mouliáa, Dani Muriel y Fernando Tielve.

Siempre hay alguien que nos enseña a romper.

Roberto Pérz Toledo, autor de cortos imprescindibles como “Los gritones” o “Nuestro propio cielo“, escribe y dirige un cortometraje donde nos habla sobre lo que se le suele decir a la pareja en el momento que decide romper con ella.

El argumento está formado por piezas encadenadas por un mismo personaje que, si en la anterior historia es la persona que recibe la noticia de que su pareja no quiere estar ya con él o ella; en la siguiente, es esa misma persona quien le dice eso mismo a su actual pareja.

Es una estructura muy original y cada porción del cortometraje dura lo necesario para que sepamos todo lo necesario sobre cómo son las personas que lo protagonizan y cuál pudo ser el motivo para que se dejen de estar juntas. Pérez Toledo le saca mucho partido a esta idea y le da mucha intensidad a cada una de estas secuencias. El guión resalta por su sinceridad y por la sobriedad de su propuesta, además de por la elaboración de unos diálogos tan sencillos como pegados a la calle y a lo que podría decir cualquiera de nosotros en un momento determinado de nuestras vidas.

El estilo característico de Roberto Pérez Toledo está impreso en cada fotograma y así, incluso un leve silencio o una simple mirada nos dicen mucho de cada uno de los personajes y lo que están viviendo en ese preciso instante. El numeroso reparto que da vida a los personajes ideados por el director está muy bien dirigido y todos ponen todo su talento -que es mucho- para meterse en la piel de sus respectivos personajes. De este modo, cada uno de ellos nos brinda unas logradas interpretaciones que brillan por cómo son capaces de transmitirnos de una forma tan auténtica todo lo que sienten sus personajes.

Imprescindible.

-“Doble Check”, de Paco Caballero.
Con Miki Esparbé y Mariam Hernández.

Un historia de amor en tiempos de Whatsapp.

El realizador Paco Caballero idea una curiosa comedia romántica en la que nos cuenta cómo influyen en nuestras vidas las “nuevas tecnologías” e inventos como ese servicio de mensajería que usa tanta gente.

El guión entretiene, funciona muy bien y un par de giros que tiene están muy bien engranados. Está aderezado con muchas gotas de ingenio y, gracias a la excusa de lo pendientes que estamos todos con el dichoso Whatsapp, nos habla también de lo pendientes que estamos casi todos de recibir atención por parte de la gente con la que estamos. Además, el uso que hace de un estilo de humor muy inteligente consigue que los espectadores riamos cómplices ante la situación que nos plantea su historia.

Los personajes los ha definido de un modo muy notable y le da muchos matices a esa pareja que está en una cafetería que está organizando un viaje de vacaciones y que ve cómo todo cambia entre ellos, después de algo que ocurre y que tiene que ver con esa opción que da título al corto. Caballero, además, los hace evolucionar bien para que veamos cómo son realmente, conforme comienza esa discusión que tienen los dos.

Mientras, Mariam Hernández y Miki Esparbé hacen una labor estupenda interpretando a la pareja que protagoniza “Doble Check“. Son dos muy buenos actores y se desenvuelven tan bien ante la cámara que nos ofrecen unas interpretaciones muy creíbles, que están dotadas de mucha energía.

En suma, “Doble Check” es un cortometraje completamente redondo. Disfrutadlo.

[Nota de la organización. La proyección de “Doble Check” se postpone a la sesión de Cortos con Ñ del 5 de febrero]

-“Memory”, de Víctor Suñer.
Con María Tamarit, Mª Ángeles Máñez, Eva Pertusa, Lorena Luján, Blanca Moltó, Silvia Rodríguez, Carles Calabuig y Nicolás Piceda. Voz en off: Luis Posada.

Un hombre sentado en un café hace repaso mental de todos y cada uno de sus fracasos amorosos.

El director Víctor Suñer rueda un intenso y, también melancólico, relato sobre cómo una persona echa la vista atrás para ver qué ocurrió para que nada funcione con las mujeres con las que ha estado.

Con ritmo acompasado, Suñer escribe un guión muy emotivo que plasma muy bien lo que se siente cuando uno siente que ha fallado y que ya no va a estar con esa persona a la que tanto quería. Usando siempre el punto de vista del protagonista, vemos qué ocurrió en cada relación que ha tenido. La construcción de los personajes secundarios es más que notable, mientras que en el caso del protagonista, hay que decir que es sobresaliente. Porque todas las dudas, miserias o esperanzas que tiene se nos antojan demasiado reales y más de uno se podrá sentir identificado con ese relato que nos hace el protagonista de “Memory“.

El trabajo de los actores es muy bueno, en tanto que la voz en off de Luis Posada, llena de fuerza y naturalidad, resulta la más idónea para que esas emociones que escribiera el guionista sobre el papel nos lleguen muy dentro a cada uno de los espectadores.

Por último, la factura técnica de “Memory” está muy elaborada y si la dirección de fotografía está cuidada al mínimo detalle -regalándonos secuencias de gran bellezal-, la preciosa música que está presente prácticamente en todo momento es el complemento perfecto para la voz del narrador.

Sin duda, “Memory” es un cortometraje que dejará su poso en los espectadores, una vez haya terminado su proyección.

 

Precio de la entrada: 3,50€ en taquilla; 3€ en Atrápalo.
Una consumición incluida con cada entrada.
Reserva de entradas en Atrápalo:
Cortos con Ñ
La Escalera de Jacob
C/ Lavapiés, 11 28005 Madrid
Anuncios