Fotografía de Natalia Mateo.
Natalia Mateo es la musa por excelencia del cortometraje en España y ha participado como actriz en premiados cortometrajes como “Carisma”, “Exprés” o “Traumalogía”. Además, Natalia se está labrando una sobresaliente carrera como realizadora y es la responsable del guión y la dirección de cortos imprescindibles como “Test” (codirigido con su inseparable Marta Aledo), “Qué divertido” o el reciente “Ojos que no ven”.
Con sus cortos Natalia Mateo ha recibido numerosas distinciones que confirman que nos encontramos ante una de las realizadoras dotadas con más talento de la actualidad. Uno de esos últimos reconocimientos ha llegado con la candidatura de “Ojos que no ven” al Premio Goya en la categoría de Mejor Cortometraje de Ficción.
Sin duda, este es su momento y nosotros nos alegramos muchísimo por ella. Hace justo cuatro años empezó nuestro blog y lo hizo con una entrevista que nos concedió amablemente Natalia Mateo. Ahora, cuatro años después, hemos tenido el placer de charlar nuevamente con Natalia, quien nos habló durante un buen rato sobre su último cortometraje.
Sin más, os dejamos lo que hablamos en esta entrevista.
-¿Quésentiste cuando supiste que estabas nominada al Goya a Mejor Cortometraje por “Ojos que no ven”?
Pues muchísima emoción. Fue un subidón muy grande, porque no me lo esperaba. Cualquier quiniela era posible y realmente escuchar el nombre del cortometraje fue muy fuerte. (risas)
Hasta que llegue el 17 de febrero, ¿cómo vas a vivir este momento?
No me puedo permitir subirme en el globo y volar… (risas) porque hay que trabajar mucho. Por otro lado, tengo la suerte de tener trabajo y estar ocupada y no estar aquí esperando. Pero bien, está siendo muy divertido celebrarlo todo el rato.
-¿Cómo se te ocurrió el argumento de “Ojos que no ven”?
Es un argumento del que tengo notas desde hace un montón de tiempo, porque la navidad siempre me parece un lugar estupendo para hablar de la familia. Entonces, hace muchos años que siempre decía “Tenemos que hacer algo de la Nochebuena, algo de la Nochebuena…”
Y ya, en el momento de tener la posibilidad de rodar un siguiente corto lo vi muy claro. Además, me apetecía probar con muchos actores, que era un poco lo que yo sentía que me faltaba, tener mucha gente en un plano, que me cupieran. (risas)
Cartel de “Ojos que no ven
Ya que hablas de que tuviste a muchos actores, ¿de qué forma trataste de guiarles a cada uno para sacar de ellos todo lo que viste en los personajes que interpretan?
La verdad es que por mi formación de actriz sí tengo la capacidad de ver qué necesita cada uno de ellos. Creo que no hay que dirigir a todos los actores igual. Creo que no hay formulas, que tiene que ver con las personas que tienes enfrente.
De pronto, tienes una actriz que tiene una circunstancia parecida a su personaje y es una circunstancia delicada… de alguna forma procuras alejarla cuanto más de lo que sería su propia emoción, sobre todo para que disfrute. Porque si un actor no está disfrutando mientras rueda pues se nota. Hay actores que son más metódicos, hay actores que son más gamberros… A cada uno para que se divierta hay que darle lo que necesita. Por ejemplo, dirigir a Canco Rodríguez es maravilloso, porque es un actor que tiene una formación teatral muy grande, pero luego es un hombre que ha hecho muchísima televisión. Entonces, hay un sitio delicado donde tú le puedes pedir exactamente el resultado porque te lo puede hacer, pero si se lo pides le estas puteando la investigación. Con lo cual, es siempre un sitio intermedio, pero cada actor al final tiene una necesidad y el director esta allí para cubrirla.
-¿Quéte llevó a usar un humor tan negro en “Ojos que no ven”?
Siempre intento usar humor negro. Realmente en mi corto anterior, “Quédivertido”, es más difícil porque el protagonista es un niño. Pero aun así, sí está mi punto de vista que es muy bestia.
El humor para mí es sagrado, sobre todo si vas a hablar de un drama. Si vas a hablar de algo muy trágico, creo que hay que tener un poco de conciencia de que nuestra finalidad es entretener. Entonces, la muerte como la conocemos todos ya esta vivida por casi todas las personas y retratada mil veces. De alguna manera, creo que a través de la muerte yo puedo contar como la vivo yo. Ahí sí me pongo en un cinismo y una ironía que sí, es rara pero bueno, más que una decisión es casi que no puedo hacerlo de otra manera.
-¿En quéte fijaste de lo que nos rodea, para hablar de esa hipocresía que tienen los personajes para guardar secretos aunque sea “por el bien del otro”?
Pues me basé en que creo que eso es así siempre. A mi me encanta cuando vas a casa de un familiar en Nochebuena y lo primero que te dicen es: “de este tema no se puede hablar”, “mejor a la tía no le preguntes qué tal el trabajo”. Ese tipo de cosas de saber que, a lo mejor, hay alguien pasándolo mal esa misma noche y, sin embargo, cuando llegas allí es de lo último que se habla. Ahí se habla de otra cosa. Entonces, me baso mucho en experiencias mías y en experiencias que me han contado. Esa cosa salir de una casa de cenar y decir: “es que no soporto a mi hermana”. Esas cosas de has visto a tu madre esa noche dando la cara, riéndose y tal. Y cuando sales pues, “es que no puedo con mi hermana”. Eso me parece muy bonito, cómo ha sostenido el conflicto durante toda la cena, cómo no lo ha sacado. A mí me parece muy generoso no explotar ciertos eventos. Esa generosidad yo no la juzgo como una mentira, la juzgo como un acto de generosidad y esa sería en todo caso la particularidad.
Raquel Pérez, Asunción Balaguer, Ana Wagener y Canco Rodríguez en un
momento de “Ojos que no ven“.
“Ojos que no ven”, aparte de la nominación al Goya, no para de recibir premios desde que se estrenó. ¿Qué tal llevas eso?
Pues hombre, es que eso es una alegría. La verdad es que esta siendo un corto muy afortunado. Ha tenido varios premios del público, ayer mismo (cuando se realizó esta entrevista) tuvo un Premio del Jurado… De alguna forma sí, es un corto que está gustando. Yo creo que la mentira piadosa es universal, creo que hay algo que conecta con todo el mundo. Todos, de un modo u otro, nos sentimos identificados con algún personaje, porque hay muchos. También creo que uno de los motivos por lo que gana premios es por el elenco, porque es un elenco excepcional. Y ver a Asunción Balaguer, creo que le da mucho gusto a todo el mundo, por ejemplo.
-Para terminar, ¿qué le espera a Natalia Mateo después de los Goya?
Uf… pues no lo sé. Después de los Goya estaré con una obra de teatro, estaré trabajando en mi película. No lo sé… después de los Goya viene la primavera. (risas)
-Eso ha sido todo. Gracias.
Gracias a ti, Jose Luis.
Entrevista realizada por José Luis Mora.

Promo “Ojos que no ven” (Preselección Premios Goya 2013)
Página oficial de “Ojos que no ven” en la web de Avalon.

Puedes ver  online el corto “Ojos que no ven” en la web de Canal+

//<![CDATA[ var sc_project=8633485; var sc_invisible=0; var sc_security="3c6e66ef"; var scJsHost = (("https:" == document.location.protocol) ? "https://secure.&quot; : "http://www.&quot;); document.write("”); //]]>

visit counter for blogspot

Anuncios