El 9 de abril, a las 20:00h, se celebra una nueva sesión del Festival de Cortometrajes Cortos con Ñ en La Escalera de Jacob de Lavapiés. (C/ Lavapiés, 11 – Madrid).

En esta ocasión proyectaremos cuatro cortometrajes, que  compiten por los Premio del Público y Premio a Mejor Cortometraje de nuestro festival, que están patrocinado por Promofest, distribuidora que otorgará 50 bonos de distribución al corto ganador de cada premio.


Cortos con Ñ es un festival de cortometrajes organizado por la Asociación Cultural Cortos con Ñ y está asociado a Piélagos en Corto.

-“Secretos del lado oscuro, de Salva Martos Cortés.
Con Rosa Boladeras, Esther Ortega y Júlia Estornell.
Clara, Julia y Rebeca son tres hermanas que se reencuentran en la casa de sus difuntos padres. Cada una de ellas guarda un secreto que tiene que ver con el pasado, el amor y la mentira.
Tenemos el honor de estrenar en Madrid el nuevo cortometraje de Salva Martos Cortés, autor de títulos tan interesantes como “Terapia de choque“. En esta ocasión, el realizador vuelve a tratar el tema de las relaciones de familia, incidiendo en su guión en esas cosas que todos nos guardamos y que no le contamos a nuestros seres más cercanos.
El director ha escrito un guión donde se ha llevado un poco más allá aquello que se suele ocultar y sobre ello, ha realizado un interesante estudio sobre la hipocresía, el juego de las apariencias y otros detalles que suelen unir a las familias. Esta es una historia donde los personajes tienen mucha importancia y sobre  ellos hay que decir que sus personalidades han sido cuidadas hasta el más mínimo detalle, haciendo Salva Martos un excelente trabajo para dotarle de una identidad propia a cada hermana.
Las hermanas son todo un regalo para cualquier actriz y Júlia Estornell, Esher Ortega y Rosa Boladeras realizan una labor interpretativa digna de quitarse el sombrero. Le dan un aire muy natural y pausado a su manera de exteriorizar los sentimientos que tienen sus personajes, lo que le viene muy bien al sentido que le quiere dar el realizador a su cortometraje. Además, esa naturalidad les permite que los espectadores veamos a sus personajes con tan sólo escucharlas pronunciar una frase o realizar un simple gesto.
Salva Martos lo ha envuelto todo con mucha elegancia y su elaborada factura técnica termina por redondear un cortometraje que dará mucho que hablar en su paso por festivales.

-“Abstenerse agencias”, de Gaizka Urresti.

Con Asunción Balaguer, Carmen Barrantes y Andrés Gertrudix.

Laura y Guille, una pareja joven, visitan el piso de Amparo, una viuda que vive sola el día de Nochebuena para comprar la vivienda. Se encontrarán con una anciana que parece más interesada en saber de su vida que en venderles su casa. Entre los tres se establecerá una relación que afectará a sus vidas.

El director Gaizka Urresti firma un duro y, también, tierno relato sobre la necesidad que tenemos todos de estar con otras personas. Así, en el diálogo que mantienen los tres protagonistas durante la visita que realiza la pareja al piso de la viuda se nos describen varias situaciones o sensaciones que todos podemos tener en determinados momentos de nuestra vida.

Es una historia que nos resulta muy emotiva, gracias en buena medida a estar muy bien contada y mostrarnos una situación muy real y cotidiana, con la que todos podemos sentirnos identificados. Mientras, los actores Asunción Balaguer, Carmen Barrantes y Andrés Gertrudix, le dan mucha calidez a su sobresaliente manera de interpretar a los personajes que interpretan, haciendo que los espectadores nos impliquemos en lo que les está ocurriendo en la pantalla.

En resumen, “Abstenerse agencias” es un excelente cortometraje que  deja su poso en los espectadores una vez lo hemos visto.

-“Dejad un mensaje después de la señal, de Andrea Monzani.

Con Víctor Clavijo y Alice Henley.

Después de meses de ausencia, David vuelve a su casa. Entre los platos por lavar o las cartas por leer, descubre que su viejo contestador automático todavía funciona y tiene mensajes.
Lo que parecía un simple regreso a casa se convierte en un viaje al pasado…

Andrea Monzani firma un sobrio cortometraje sobre esas cosas que dejamos atrás en la vida, cuyos recuerdos vuelven a nosotros de la forma más inesperada. El realizador le presta mucha atención a esos sentimientos que se despiertan en David, mientras escucha esos mensajes, y nos introduce en una pequeña historia que nos habla ante todo de lo que sentimos todos cuando estamos en la misma situación que el protagonista

El guión está muy bien estructurado y en su inicio nos presenta muy bien a David, mostrándonos lo mínimo necesario que debemos saber para comprender a este personaje. Su construcción como personaje es muy buena y las píldoras que nos van dejando sobre él o sobre la persona que ha dejado los mensajes brilla por su intensidad y por todo lo que nos muestran con apenas unas frases.

Por su lado, el trabajo de Víctor Clavijo, secundado perfectamente por Alice Henley, es maravilloso y el actor le aporta la humanidad que necesita su personaje para que comprendamos qué le ocurre. De este modo, con apenas un simple gesto que haga sabemos más de David que con mil palabras.

No os podemos decir más de un cortometraje tan bien realizado que llega al corazón. Que lo disfrutéis.

-“La Palabra”, de Álvaro Ramos.

Con Álvaro Ramos, Luz Altamira, Mateo Doherty y Alejandra Sabá.

La palabra, uno de nuestros más preciados regalos del alma, ha sido destruido por las nuevas tecnologías. Un cortometraje que con un fino toque de ironía, aborda el drama actual de la incomunicación humana.

El director Álvaro Ramos dirige y protagoniza un divertido y mordaz cortometraje que supone todo un puñetazo en el estómago a esa costumbre que se está extendiendo de comunicarse más por los mensajes de un teléfono móvil que, por ejemplo, hablándose entre dos personas directamente.

El guión que ha escrito Rafael Pleguezuelos, basándose en una idea de Álvaro Ramos, está muy elaborado que va directo al grano y nos pone frente a una situación cotidiana en la cual todo eso que nos propone lo lleva al límite. De esta manera, esa falta de comunicación hablada es conducida hacia momentos incómodos que su realizador sabe llevar muy bien, para contarnos con mucha eficacia su propuesta.

Por otro lado, los actores que dan vida a los protagonistas entienden lo que quiere de ellos su director y nos ofrecen unas interpretaciones muy logradas con las que consiguen convencernos de que lo que les pasa a sus personajes en este corto es muy real.

Tenéis que ver “La palabra”, porque tal vez más de uno se verá reflejado en lo que nos relata Álvaro Ramos.

Precio de la entrada: 3,50€ en taquilla; 3€ en Atrápalo.
Una consumición incluida con cada entrada.
Reserva de entradas en Atrápalo:
Cortos con Ñ
La Escalera de Jacob
C/ Lavapiés, 11 28005 Madrid
Anuncios