Eva Llorach en “#RealMovie“.
Cuando se habla de Eva Llorach a cualquier aficionado al buen cine le vendrán a la mente palabras como TALENTO. Sí, talento en mayúsculas, pues Eva Llorach es una de las mejores actrices que actualmente tenemos en España y su nombre siempre está ligado al de algunas de las mejores y más premiadas cintas de cine independiente que se estrenan en nuestro país.
Así, hemos podido ver su buen hacer ante las cámaras en títulos como “Gente en sitios”, “Diamond Flash”, “#Realmovie”, “The ABC’s of Death”, “La Lava en los labios” o en “Lucas”, cortometraje de Álex Montoya nominado al Premio Goya como Mejor cortometraje de Ficción.
Además, Eva Llorach es una habitual de los escenarios y también hemos podido verla actuar en montajes como “Leche” o el más reciente “Aún no consigo besar”.
Trabajadora incansable, Eva Llorach es sin duda una Gran Actriz y borda cada uno de los papeles que interpreta y, con derecho propio, muchos ya la conocen como la musa por excelencia del cine independiente patrio.
Persona de carácter humilde de muy buena conversación, para nosotros ha sido un auténtico placer charlar con ella para realizar entrevista que podéis leer a continuación, donde Eva Llorach nos habla de sus proyectos pasados, presentes y futuros.
-La primera pregunta es la que le solemos hacer a todos nuestros entrevistados. ¿En qué momento decidiste que lo tuyo era la interpretación?
Mi padre ha tenido toda la vida la manía de recitar “La venganza de Don Mendo” en cualquier lugar y a cualquier hora, se sabe fragmentos enteros y creo que esto me ha marcado; y mi madre canta y baila estupendamente bien… ¡jajaja! No, en serio, yo era de las que se apuntaban a teatro en el colegio pero luego trataba de esconderme por todos los medios, era muy tímida y no he tenido antecedentes, al menos que yo conozca. La revelación me vino un día en que prácticamente me obligaron a ponerme delante de una cámara para hacer un cortometraje para el Notodofilmfest; y estoy muy agradecida por ello a Jorge Izquierdo que fue quien lo hizo. Desde entonces me cayó la llamada “maldición del actor” y ya no quiero hacer otra cosa.
-Una vez dado ese paso, ¿te marcaste alguna meta a la que querías llegar?
En ese momento, mi meta fue básicamente aprender. Ahora sigo aprendiendo pero mi meta es trabajar con los mejores. En cualquier parte del mundo. Con un par.
-¿Cómo llevas el que se te reconozca -merecidamente, dicho sea de paso- como la musa o gran actriz del cine independiente español?
Un día Juan (Cavestany) me dijo que era “la musa de lo strange” y nos reímos mucho con ello, pero realmente no siento que eso sea así. Sí es verdad que hay un círculo de directores, a los que aprecio mucho, que confía en mi trabajo y con los que volvería a trabajar casi a ciegas, pero ¿musa? ¡Nooooooooo!
-Cuando te llega un guión de un largometraje de cine independiente, ¿en qué te fijas de tu personaje o de la historia para decidir si aceptas participar en el mismo?
Bueno, me fijo en lo mismo en que me fijaría si fuera cualquier otro tipo de proyecto. Efectivamente el personaje y la historia son fundamentales, pero también lo es el director y el feeling que tenga con él. Con el tiempo he descubierto que una relación de empatía con el director es fundamental para que mi trabajo crezca.
-¿Qué crees que te aporta trabajar en producciones de cine independiente?
Imagino que lo mismo que trabajar en cualquier otro tipo de proyecto, crecer como actriz.
-Uno de los primeros largos donde colaboraste fue “Eva en la nube”, ¿qué recuerdos te quedan de esa primera colaboración como actriz en un largometraje?
Madre mía, “Eva en la nube”… En realidad tendría que resumir mucho todo lo que supuso esa película para mí… Después de ese corto para la primera edición del Notodofilmfest, con el que ganamos el Premio del Público, formé junto a Jorge Izquierdo una asociación en Murcia que se llamaba Taller Independiente de Cine con la que hicimos tres largometrajes y muchos cortometrajes. Éramos unos locos que queríamos hacer cine a toda costa, y este fue el primero de ellos. Yo todavía no había pasado por ninguna escuela, así que hice mi primer largo sin tener casi ni idea de interpretar, utilizando mi intuición, ¡estaba loquita! Aprendí muchísimo con toda esta experiencia. En el Taller hice de todo lo que se puede hacer antes, durante o después de un rodaje, incluida la dirección de producción de dos largometrajes, recuerdo querer morir en muchos momentos, ¡jajajaja! pero las ganas de hacer esas películas eran mucho más fuertes que cualquier cosa. Muchos rodajes de guerrilla a mis espaldas.
Eva Llorach en “Diamond Flash
-Más recientemente participaste en “Diamond Flash”, de Carlos Vermut. Háblanos un poco sobre tu rol en esa película…
Hace ya unos años de “Diamond Flash”, cómo pasa el tiempo… Pues Violeta es alguien desesperado y que actúa de acuerdo a esa desesperación y que en el proceso de búsqueda de su hija conocerá algo muy duro de su pasado que ella podía intuir pero que había olvidado.
-“Diamond Flash” es una película donde su historia funciona como un rompecabezas y sus personajes tienen varias capas. ¿Recuerdas cómo preparaste tu personaje para transmitir tan bien delante de la cámara todo lo que había ideado Vermut?
Cuando un guión está tan bien escrito y el director lo tiene todo tan claro como pasaba en Diamond Flash es un gustazo trabajar. La verdad es que tuve mucho menos tiempo del que siempre desea tener un actor para componer el personaje y cuando Carlos me mandó el guión pensé… Dios mío, ¿cómo demonios voy a hacer esto? ¡No puedo hacerlo, no sé! Pasé dos semanas encerrada, sin hablar prácticamente con nadie. En ese tiempo empecé a componer el personaje y tuve una larga conversación con Carlos en la que me dijo que todas mis ideas le parecían maravillosas. A partir de ahí todo fue rodado. Recuerdo una crítica de Kike Narcea en la que decía que Carlos y Violeta parecían ser la misma persona y me gustó mucho que dijera eso porque es cierto que Carlos y yo nos entendimos a la perfección, es un gran talento y sé que hará grandes cosas. Hace poco me llamó para hacer una pequeña colaboración en su segunda película y puedo decir que es uno de los mejores guiones que ha llegado a mí desde DF, será una gran película.
Diamond Flash” ha sido una de las cosas más importantes que me ha pasado desde que decidí ser actriz. Ha habido claramente un antes y un después para mí. Con Carlos iría a ciegas a cualquier lugar.
Eva Llorach en “The ABC’s of Death“.
-En “TheABC’s of Death”, protagonizaste el segmento dirigido por Nacho Vigalondo. ¿Cómo te llegó la oportunidad de participar en este proyecto?
Fue la primera consecuencia de “Diamond Flash”, de hecho, Nacho Vigalondo nos dijo a Miquel Insua y a mí que su proyecto era un homenaje a DF. Nacho es fan declarado de la película.
Es gracioso porque me enteré de que Nacho quería contar conmigo el día que se entrenó “Diamond Flash” en los Cines Golem. Miquel Insua se acercó y me dijo, “creo que tú y yo vamos a trabajar juntos con Vigalondo, ¿no te han llamado…?” No me ha llamado nadie Miquel, ¿seguro que soy yo?, le dije. “Debes tener una llamada perdida”, me contestó. Y sí, la tenía. Al día siguiente contesté a la llamada perdida y, efectivamente, era de Arsénico PC. Lo que no sabía Miquel entonces es que si no llega a ser de la productora le habría dado una buena paliza, ¡jajaja!
-Tu personaje en “The ABC’s of Death” ha sufrido mucho y vive una situación bastante dura en este corto, ¿de qué forma lograste que todo aquello que vivía tu personaje saliera de ti y te quedara tan natural y le pudieras dar tanta intensidad a las emociones que expresabas?
Siempre recuerdas el motor de cada personaje, no tanto tal vez los matices pero sí su columna vertebral. El de esta mujer era el miedo, trabajé mucho mis miedos, sus miedos, hasta tal punto que recuerdo perfectamente coger grandes dolores de espalda durante esos días. No fue algo consciente, pero ese miedo me llevó a una postura corporal algo… dolorosa.
-Te has convertido en una actriz habitual de largometrajes rodados dentro de la iniciativa #littlesecretfilm. Como actriz, ¿qué te aporta trabajar en un rodaje que se debe hacer en un tiempo record (menos de 24 horas) y donde los actores debéis improvisar los diálogos?
¡Estrés! ¡Jajaja! No, en serio, lo del tiempo es complicado, pero lo de los diálogos ha sido una experiencia muy gratificante. #littlesecretfilm ha servido para agitar el mundo del cine y eso siempre es bueno, estoy segura de que Pablo Maqueda y Haizea Viana han venido del planeta We Love cinema para hacer el bien. Creo que todas estas películas, además de tener su propio valor cinematográfico, son un “mirad lo que somos capaces de hacer, amamos el cine y seguiremos haciéndolo de cualquier manera”. También he de reconocer que estas restricciones te ponen en circunstancias que hacen que pasen cosas que, seguramente, de otra manera no pasarían. Obviamente no son las condiciones deseables, pero hay cambios estructurales que hacer y por algún lado había que empezar.
-¿Cómo es la preparación de un personaje para el que los actores tenéis libertad para pronunciar los diálogos que aparecen en pantalla?
Ha sido realmentedivertido. El director llegaba con una estructura de lo que pasaba en las escenas y unos cuantos apuntes del personaje y jugábamos con ellas. Improvisábamos y él nos iba indicando si lo que hacíamos servía para la escena o no, nos guiaba.
Cartel de “#Realmovie
-En “#Realmovie”, de Pablo Maqueda, te convertiste en la heroína de un thriller de acción, ¿cómo era tu personaje? Porque no es una heroína al uso…
Es curioso… nunca la vi como una heroína a pesar de pasar por todo lo que pasa para salvar a su hermana. Cuando alguien importante para ti está en peligro de muerte creo que simplemente no puedes hacer otra cosa. Haces lo que tienes que hacer.
Es una mujer que ha hecho cosas inimaginables por lograr los sueños de su hermana y los suyos propios. Alguien que para tomar las riendas de su vida tiene que hacer algo… malo.
-“#Realmovie” se grabó en pleno centro de Madrid. ¿Tuvisteis algún problema con la gente ajena a la película que pasaba por al lado del rodaje?
Hay mil anécdotas, pero tal vez la más divertida (ahora es divertida, en esos momentos quisimos matarlo), fue la de un músico callejero que estaba tocando en la calle Fuencarral y que no había forma de que parara. Tuvimos que pagarle para que lo hiciera y lo hizo durante… ¡tres minutos! El muy…
-“#Realmovie” fue el estreno de la iniciativa “#littlesecretfilm por Calle 13”, se estrenó en Matadero, se vio en Calle 13 y puede verse libremente en Internet. ¿Crees que ha llegado el momento de una nueva forma de ofrecerle el cine al público?
Creo en los lanzamientos multiplataforma y en que el público sea libre de elegir en qué formato desea ver una película. Por mucho que una película se estrene on line, la gente seguirá yendo al cine porque es una experiencia única y diferente. Si bajan los precios de una maldita vez, claro…
Eva Llorach en “La Lava en los Labios“.
-Tras esta película rodaste “La Lava en los Labios”, de Jordi Costa, también para el “#littlesecretfilm por Calle 13”. Para quien todavía no la haya visto, ¿qué nos puedes contar sobre el argumento de esta interesante película?
Es un thriller en torno al mundo del cine en el que las mujeres son las protagonistas, aunque deben todos sus males a un solo hombre. Hay quien dice que las pelis de Jordi son misóginas, pero para mí son todo lo contrario.
-¿Cómo definirías a tu personaje de “La Lava en los Labios”?
Es alguien que no ha experimentado la mayoría de las cosas que han experimentado las personas a su edad. Alguien que vive bajo la total y absoluta protección y control de su madre, que es quien la ha convertido en lo que es (algo que no desvelaré aquí). Era un personaje muy complicado a priori, hice mucho trabajo de investigación sobre lo que supone ser alguien como Toni, hasta que llegó Jordi y me dijo, “Olvídalo, quiero que te inspires en Cantarín de Hora de aventuras, eso es lo tenemos que conseguir, alegría de vivir, inocencia”… ¡Cantarín de Hora de aventuras, jajajaja! Bueno, y eso intenté… Jordi es un niño grande.
-En “La Lava en los Labios” tu personaje vive algunos momentos bastante complicados, sobre todo a nivel emocional, ¿hubo algún momento en el que se te quedara algo de tu personaje cuando terminabas de rodar?
El momento del que hablas lo trabajé al principio de mi proceso y luego lo olvidé, tenía que ser así porque Toni es alegría de vivir. Así que ese momento “complicado” duró lo que duró la escena, tal vez un poco más, porque siempre queda un pequeño remanente del torbellino emocional.
Eva Llorach en “Hoy me van a matar“.
-Después de este #littlesecretfilm llegó tu colaboración en el segmento del largometraje colectivo #Sequence, “Hoy me van a matar”, donde fuiste dirigida por Haizea G. Viana. ¿Te quedó algo de ese corto al terminar de rodar de esa historia tan dura que cuenta la directora?
De ese corto me ha quedado la certeza de que Haizea tiene que dirigir. Me asombró mucho su seguridad para explicarte lo que quería y su claridad de ideas. Además, por supuesto, de que el planteamiento del corto me pareció la bomba. Tanto ella como yo tenemos ideas “especiales” sobre la maternidad.
-Tras #Sequence, ¿tienes planteado participar en más #littlesecretfilm?
No. Que yo sepa.
-Pasando a los cortos, ¿qué te impulsa a actuar en rodajes donde todo el equipo suele trabajar “por amor al arte”?
Mmm… una historia y un director. Hace mucho que decidí dejar de trabajar “por amor al arte”, así que si lo hago debe ser porque tanto la historia como el director tengan algo que me interese y que tengan una proyección clara.
Cartel de “Lucas“.
-Uno de los últimos cortos donde has trabajado es “Lucas”, de Álex Montoya. ¿Cómo fue la experiencia de rodar un corto de tal duración que sirve como presentación a un largometraje que pretenden rodar Álex Montoya y Sergio Barrejón?
A Álex lo conozco desde hace muchos años, así que me alegré muchísimo de que me llamara para Lucas. Fue una experiencia muy agradable y una sorpresa trabajar con esa maravilla de la naturaleza que es Javier Butler, ojito a él. Y… ¡lo acaban de nominar a Mejor Cortometraje de Ficción a los Goya! Estoy contentísima por Álex, creo firmemente que Lucas se merece ser un largo y sé que están peleando mucho por ello. Ojalá esta nominación sea un gran impulso.
-Siguiendo con los cortos, con “My only Child” te estrenaste como directora. ¿De dónde te vino la idea para el relato que nos muestras en imágenes?
Madre mía, ¡necesitaría horas para responder a tus preguntas! Digamos que tengo una relación complicada con la maternidad… La idea en realidad viene de otro cortometraje, que espero dirigir o codirigir este año, que escribí antes pero que empezó a complicarse por alargarse la historia, así que cogí la esencia de lo que quería contar y salió esto. Tengo planteada una trilogía con el tema de la maternidad como tema principal, pero en los que rondan otros temas que me preocupan como la soledad y la locura o los trastornos que derivan de ella.
-¿Fue complicado dirigirte a ti misma en “My only Child”?
En realidad no lo hice yo sola, conté con la ayuda de mi maravillosa compañera y amiga Ángela Boix, una gran actriz. Yo le expliqué todo lo que tenía que explicarle y luego me dejé en sus manos.
-Ahora, hablemos de teatro. Una de las últimas obras donde participaste fue “Leche”. En un montaje tan experimental como éste, ¿de qué manera tratáis las actrices trasladar a los espectadores lo que propuso el director Camilo Vásquez?
Insisto, tus preguntas son demasiado complicadas para responderlas en poco tiempo, ¡jajajaja!
Leche supuso mucho trabajo de mesa por parte de los cuatro, Ángela Villar, Ángela Boix y yo misma, y Camilo Vásquez como director. Una vez decidido el tema a tratar, el trabajo se basó en improvisar sobre el tema propuesto a cada una. Puedo decir sin dudar que se trata de uno de los procesos más interesantes y enriquecedores que yo he vivido hasta la fecha, fue increíble compartir el talento de estas tres personas, y me siento terriblemente orgullosa de lo que hicimos. Todos crecimos muchísimo en ese proceso.
-“Leche” fue una obra que tuvo buena acogida. ¿Habrá en un futuro más funciones de la obra? ¿Le puedes contar a nuestros lectores que se la perdieron qué se podían haber encontrado?
No me atrevo a asegurar nada porque nunca se sabe, pero es complicado que la volvamos a representar. Lo que sí te puedo decir es que no tengo que contarle a los espectadores lo que se podían haber encontrado porque habrá una película de Leche. Se grabó y está actualmente en fase de montaje, el director es Nacho Mínguez y esperamos que se estrene en 2014.
Eva Llorach en “Aún no consigo besar”
-Ahora se reestrena “Aún no consigo besar”, de Diego Bagnera. Al estar inspirada libremente en un hecho real, ¿os documentasteis los actores sobre lo que debió vivir esa persona en la que se basó esta obra?
Por supuesto, era la primera vez que interpretaba un personaje inspirado en alguien real y aunque eso no me creó ninguna cortapisa a la hora de crear Isabelle, sí que era necesario conocer su historia y, sobre todo, conocer su imagen. Son muy impactantes las imágenes de cómo quedó está mujer después del ataque de su perro y de cómo está ahora.
-¿Cómo es tu personaje en “Aún no consigo besar”?
Pues… puede que esto suene un poco cursi pero… es una mujer de la que he aprendido muchas cosas. Tiene un coraje, una fuerza y una capacidad de reinventarse que ya quisiéramos muchos. Tiene sus terribles defectos también, pero eso sólo me hace quererla más.
-Diego Bagnera habla en “Aún no consigo besar” de algunos miedos que pueden ser bastante universales… ¿Con qué parte de esta obra crees que se puede sentir identificado cualquier espectador?
En realidad con cualquiera, porque se habla del tema de la identidad, de cómo construimos rostros falsos para enmascarar nuestra verdadera identidad y no sufrir, de lo que se es capaz de hacer por quitarle el peso de la culpa a una persona querida, de reinventarse, de que nunca es tarde, de la traición y de cómo nos afecta, del amor, del miedo a los demás, de superarlo. Diego ha escrito un texto terriblemente bello, llevamos mucho tiempo con él y siempre encontramos cosas nuevas, matices nuevos en los que ahondar. Es realmente un lujo trabajar su texto. Y no solo es autor, también es buen director y buen actor. Además de Leche, éste ha sido el otro gran proceso teatral desde que estoy en Madrid. Hemos formado una pequeña familia, con Elvira Arce y Fabia Castro, las otras dos increíbles actrices del montaje.
-¿Hasta qué fecha estará programado “Aún no consigo besar”?
Empezamos mañana jueves 9 y viernes 10, así que allí os esperamos. Estaremos todos los jueves y viernes de enero en Espacio Labruc (C/ de la Palma, 18), hasta el viernes 31. En este enlace podéis ver el teaser de la obra y reservar las entradas para el día que más os convenga, http://www.espaciolabruc.es/aun_no_consigo_besar_-jue_vier_ene_20-30hs_/
Espero que no os la perdáis, merece realmente la pena y tengo unas compañeras, y compañero, de lujo sobre el escenario.
-Para ir terminando, ¿qué planes tiene para el futuro Eva Llorach? ¿Hay algún proyecto que nos hayamos dejado en el tintero del que nos puedas hablar?
Hay proyectos, pero todavía no puedo hablar de ellos porque están en fase de búsqueda de producción, y otros en fase aún más prematura. En mi futuro espero que haya muchas comedias, me apetece terriblemente sacar mi lado payaso y mongoloide este año.
-Eso es todo. Gracias por tu amabilidad.
Gracias a ti.
Entrevista realizada por José Luis Mora.

Videobook de Eva Llorach.

Cortometraje “My only Child”.

Largometraje “#RealMovie”.

Largometraje “La Lava en los Labios”.

“The ABC’s of Death”.

//<![CDATA[ var sc_project=9524639; var sc_invisible=0; var sc_security="b59247ac"; var scJsHost = (("https:" == document.location.protocol) ? "https://secure.&quot; : "http://www.&quot;); document.write("”); //]]>

blogspot visitor counter

Anuncios