“Doctor Who. El loco de la cabina”.

Comunicador, fundador de Cortos con Ñ, padre de criaturas como “La consulta está abierta” o “#PeriodismoZen”, periodista, escritor… Doc Pastor es un tipo con perilla muy inteligente que tiene muchos conocimientos sobre cómic, literatura, cine o televisión.
Fruto de su pasión por las series clásicas de televisión de los años sesenta, hace unos meses Doc Pastor publicó un completo y ameno estudio sobre ellas, que llevó por título “Los sesenta no pasan de moda”.
Ahora, Doc Pastorregresa a la televisión para adentrarse en su siguiente libro teórico en el úniverso que rodea al Doctor Who, un mítico personaje de la televisión inglesa. Buen momento para que Doc Pastor nos hable de su libro “Doctor Who. El Loco de la cabina”.

-Después de hablar de la etapa clásica de Doctor Who en “Los sesenta no pasan de moda”, ¿qué te animó a dedicarle un libro únicamente para el Doctor?
Lo cierto es que la idea me venía rondando por la cabeza desde hace tiempo, solo que igual no era el momento de lanzarse a ello.
Por mi parte lo tenía más o menos claro, y se lo dije al editor de Dolmen, pero no terminaba de verlo. Y hace unos meses, antes de la sesión de firmas que tenía con ellos en el Salón del Cómic de Barcelona, volvimos a hablar de ello y claro, cuando ves pasar a gente de menos de veinte años disfrazados de versiones del Doctor que tienen más años que ellos…
Digamos que eso fue lo que terminó de convencerle, este era sin duda el momento de ponerse a ello. Y nada, aquí estamos.
-¿De dónde vino el título “Doctor Who. El Loco de la cabina”?
Pensar un título es muy complicado. En mi primer libro, Los sesenta no pasan de moda, aposté por uno largo ya que no se me ocurría nada mejor, y en el segundo fue sencillamente un hashtag que yo usaba, #PeriodismoZen.
En este caso estuve dando varias vueltas, y fue Marta Beren, que además ha sido correctora de estilo en mis tres libros, la que planteó Doctor Who: con pajaritas y a lo loco, que ganaba por goleada a todos lo que yo pensé, que eran desastrosos.
Pedí ayuda a los aficionados, y me mandaron propuestas, pero ninguna encajaba realmente, y entonces Rafa Marín, que es el prologuista, me propuso esta idea, y acertó de pleno.
-¿Por qué en este libro te has centrado en la etapa moderna?
Si nos paramos a pensar, hace casi una década que empezó esta nueva etapa, en 2005. Son muchos años y ya se puede abordar con una visión más global qué ha pasado y cómo, hablamos ya de ocho temporadas, cuatro actores que han dado vida al Doctor y un buen número de aventuras.
Además reconozco que después de escribirlo, disfruto más de la serie. Volver a verla, tomar nota, mascarla y reflexionar, hace que te des cuenta de cosas que con un visionado se quedan en el aire.

Fotografía de Doc Pastor.
-Aun así, ¿veremos algo sobre los primeros Doctores en este libro?
Sí, sí, claro. Es medio siglo de historia, no te la puedes fusilar de cualquier manera y sin darle importancia.
Hay un apartado específico en el que hablo de las primeras encarnaciones del personaje, y también que pasó en ese tiempo de suspensión de la serie en que no se sabía muy bien si volvería a emitirse.
Creo que hay que ayudar al lector a situarse, claro que será algo de carácter más breve, no veía sentido a repetir todo lo contado en Los sesenta no pasan de moda, ya que siempre se podrá recurrir a ese volumen si alguien quiere saber más.
-¿Veremos reseñados en este libro spin offs tan interesantes que ha tenido el Doctor como “Torchwood” o “The Sarah Jane adventures”?
Por supuesto, aunque el libro es principalmente de Doctor Who, no se puede hablar de la serie hoy en día y dejar de lado lo que se ha hecho a partir de ella.
Hacia al final del volumen hablo de varias cosas que están más allá de lo que es la trama central, como estas series que comentas, también el fandom que existe, o la Doctor Who Experience que hay en Cardiff.
Además, cualquiera que me conozca sabe que adoro a John Barrowman, no iba a desperdiciar la oportunidad de hablar de él.
-¿Cómo fue tu proceso de documentación para redactar este libro?
Primera sentarme con una de mis libretas, un bolígrafo y empezar a anotar posibles desgloses para el libro, para irme organizando un poco y saber por dónde tirar.
Lógicamente me volví a revisar las temporadas de la nueva serie, apuntando cosas que me parecían más relevantes, leer muchos libros, artículos de blogs y entrevistas a los actores y demás equipo de la serie. Casi todo en inglés, claro, no hay que olvidar de dónde es la serie y lo más interesante lo encuentras en Inglaterra.
En mi caso literalmente, ya que parte del proceso de este libro fue en vivo en Londres y en Cardiff, y desde aquí mi agradecimiento a la BCC por lo mucho que me facilitaron todo, buscando materiales por allí, visitando sitios y charlando con gente.
Y aunque suene un poco egocéntrico, consultando lo que yo mismo había publicado sobre la serie en varios sitios.
-¿Disfrutaste viendo otra vez toda la serie del Doctor?
Sí, aunque también reconozco que estoy un poco saturado. Quieras que no, en el último par de años parte de mi vida profesional ha girado en torno a la serie, y creo que es lógico que me haya cansado un poco.
Es una gran serie, que funciona a muchos niveles y en bastantes episodios lo que vemos durante casi todo el tiempo no es ni de lejos la trama real que se está contando. Y eso es parte de lo que hace que puedas volver a verla y descubrir cosas nuevas cada vez.
Peter Capaldi, el nuevo Doctor.
-¿Habrá curiosidades sobre el Doctor en “tu libro” que se le escapen a muchos expertos?
Una vez, en otra entrevista, me dijeron que yo era el mayor experto en Doctor Who que hay en España. Ni de lejos, ya te lo digo yo, hay gente que conoce todo este universo con un detalle que me parece increíble, así que a ellos igual me cuesta más sorprenderlos, aunque lo he intentado.
No puedes hablar de Doctor Who y hacerlo solo de Doctor Who, ya que cualquier serie tiene mucho más, referencias, actores, anécdotas… He intentado que ya seas un buen conocedor de la materia, alguien que acaba de empezar, un curioso o están pensando si ponerte a ver los episodios, que todos pueden disfrutar de la lectura y llevarse a casa cosas nuevas.
Espero haberlo logrado, aunque la prueba de fuego es realmente cuando la gente se ponga a leerlo.
-¿Este es un libro al que puede acercarse cualquier persona que sepa poco o muy poco de la serie y el personaje?
Sí, totalmente.
Hacer un libro solo para expertos es un poco un sinsentido. Si ya es experto, poco podrás contar que no sepa, o te tocará centrarte en un aspecto muy específico y explotarlo hasta que ya no quede nada.
Hay muy poco material en nuestro idioma, personalmente creo que tenía una cierta obligación de intentar poner toda la carne en el asador para que cualquiera pudiera acercarse a este libro.
-Sobre tu proceso para redactar el libro, ¿cómo lograste compaginar el ofrecernos datos de este personaje con eso tan necesario que es entretener al lector con una lectura amena?
Mi padre decía que “la primera obligación de un conferenciante, es no aburrir”, es una frase que intento cumplir siempre en cualquier aspecto de mi vida profesional, ya sea dando charlas, en orientaciones de marca personal o al escribir un artículo.
He jugado con la narrativa y he intentado no resultar espeso, y además antes de mandarlo al editor hice que lo leyeran varias personas para ver si funcionaba, me tocó cambiar alguna cosa para resultar más atractivo.
Al final en mi caso intento escribir el libro que me gustaría leer y no aburrirme mientras lo hago, ya que si yo me aburro, no quiero imaginar los bostezos del que está al otro lado.
-¿Por qué crees que Doctor Who, después de más de cincuenta años de historia, sigue interesando a muchos seguidores, incluso fuera del Reino Unido?
Hace unas semanas me llevaron de invitado a Alicantardis, y me propusieron hacer una precisamente centrada en eso, y la respuesta es muy sencilla, la serie se ha ido adaptando a los gustos de los espectadores.
Aunque claro, en un momento no supo hacerlo y tuvo que suspenderse, por eso puede decirse que lo que tenemos en 2005 es algo completamente nuevo. Lo hicieron bien, hay que reconocerlo.
Cybermen, enemigos letales del Doctor.
-Como fan del personaje, ¿qué showrunner prefieres, Russell T. Davies o Steven Moffat?
Esa discusión la he visto muchas veces y no termino de entenderla. Medio siglo de historia, cada guionista aporta algo y hace que estoy vaya siendo una gran aventura.
Sí te puedo decir que tras volver a ver esta etapa, Davies sabe hacer personajes más redondos y sus arcos aguantan mejor el paso del tiempo, y en cambio Moffat lograr crear tales niveles de tensión que hacen que estés cada semana pegado a tu pantalla mordiéndote las uñas.
-Siguiendo con esto, de la actual etapa, ¿cuál es tu Doctor favorito?
Ahora mismo dudaría entre el noveno y el actual. El tema es que en la serie el noveno solo estuvo una temporada y apenas pudimos paladearlo, y como el nuevo solo lleva también una temporada, pues estoy ahí en medio.
Aunque creo que me caigo un poco más hacia el lado de Peter Capaldi.
-¿Qué opinas de Peter Capaldi? ¿Crees que conseguirá, con el tiempo, hacer una encarnación del Doctor que no olvidemos?
¿No lo han conseguido todos los actores? Cada uno de ellos aportó su granito de arena. En su caso es un intérprete con una larga carrera y unas tablas realmente amplias, y claro, todo eso se nota en la interpretación que brinda al personaje.
Este Doctor se aleja de los que hemos visto en la serie moderna, va por otros derroteros y todavía estamos descubriendo que hay dentro de él. Solo queda esperar y disfrutar del viaje.
-¿Con qué Doctor te quedas de la etapa clásica?
De siempre me había gustado el octavo, el de Paul McGann. Solo estuvo en la película de 1996 y creo que fue una lástima, pudieron haber sacado mucho de él y se quedó en un quizá. Es cierto que en el Whoverso expandido ha tenido más aventuras, pero en lo que se refiere a la serie solo dos apariciones, y una de hace muy poco tiempo, además.
Reconozco que tras tanto tiempo siendo uno de los pocos que defendía esta encarnación, me alegra que se recuperara y que así otros espectadores más reticentes hayan podido descubrir más de él.
Clara Oswin Oswald, compañera del Doctor.
-Hablando de sus compañeros, ¿eres de los que piensan que, en algunas ocasiones, llegan a eclipsar al propio Doctor?
Venga, seamos sinceros, estás hablando de Jack Harkness, ¿verdad? La verdad es que su llegada marcó un antes y un después, ya que lo normal eran los companions que casi eran mascotas, pero cuando entró él todo cambio.
Digamos que se abrió la puerta a que otros pudieran llevar el peso de los episodios, así tenemos a Donna, que también podía competir e incluso ganar al Doctor en carisma, y no digamos ya en gritos.
Me parece que es algo bueno que un personaje tan extraño, poderoso y sin control tenga cerca a alguien que pueda hacerle frente y le frene un poco.
-¿Te gusta alguna de las películas o episodios que no están dentro de la continuidad?
Las dos películas que se hicieron con Peter Cushing son interesantes, que no dejan de ser una revisión de episodios, pero lo de que sea un humano, los cambios que hicieron y algunos guiños, bueno, hay que vérselas.
Aunque la verdad es que la continuidad de Doctor Who es un poco especial, ya que hasta lo que yo sé no hay nada que no lo esté realmente, solo fuera del canon de la serie que otra cosa.
De todas formas, piensa que durante años hubo gente, incluso de la propia producción, que decía que la película de 1996 no era parte de la serie, así que…
-Para terminar, este es el momento en el que debes venderle a nuestros lectores tu libro. Te dejo todo el tiempo que quieras para que trates de convencerles de que se deben comprar “Doctor Who. El Loco de la cabina”…
No hago esas cosas, las elecciones son de cada uno, en esto y en todo.
Solo os pido que os acerquéis a la Fnac, fisguéis, y si os gusta que os lo llevéis.
-Eso es todo. Mucha suerte con tu libro.
Gracias ti por esta entrevista tan completa.
Entrevista realizada por Jose Luis Mora.
Anuncios