El microteatro es un formato en auge y en Madrid abundan las salas que se dedican a este formato. Cada semana un espectador puede encontrarse con multitud de obras de microteatro que se pueden ver cada semana en la capital de España y siempre es complicado elegir qué ver.

Si se está indeciso, una apuesta segura es ver “El cielo espera”, una obra dirigida por Diego Sanchidrián, basándose en un texto de Pedro Pablo Picazo. El argumento de la obra gira alrededor de dos personas que esperan el momento para que puedan pasar “al otro lado” en una especie de sala de espera, que representa el purgatorio.

El texto está cargado de muy buenos diálogos, de buenos giros y de una construcción de personajes que, además de dotarles de un acertado contraste en sus diferentes personalidades -distintas y complementarias- roza lo sublime al estar dotados de una gran humanidad que lo impregna todo.

Jesús Calvo y Esther Pastor son los actores que dan vida al hombre y la mujer que esperan en este particular purgatorio. Los dos merecerían un premio por las logradas interpretaciones que realizan en esta obra, porque hacen suyos a los personajes que interpretan. Son capaces de transmitirnos muy bien todo lo que llevan dentro sus personajes con mucha verdad, mucha cercanía y consiguen que los espectadores sintamos empatía por lo que les ocurre y que, durante la representación, no los veamos a ellos como actores si no a sus personajes.

A veces divertida, a veces tierna, a veces triste y siempre muy humana, es una obra que todo el mundo que ame el buen teatro en estado puro debería ver.

Tenéis todos los sábados de marzo para ver “El Cielo Espera” en El Escondite Teatro.

Reseña escrita por Jose Luis Mora.

Anuncios